Carta del Editor

El futuro es hoy

JPEG - 2.9 KB
Marco Villanueva-Meyer, MD
[email protected]

Hace unos días la Asociación de Estudiantes de Medicina de Puerto Rico nos honró al dedicarnos su Tercera Convención Anual. Es un reconocimiento muy especial, que valoramos mucho, sobre todo por venir de quienes viene. Deseamos transcribir una parte de nuestras palabras de agradecimiento: “Si en algo los hemos podido ayudar, tengan la seguridad de que siempre pueden seguir contando con todo nuestro apoyo, ya que ustedes lo merecen y se les debe dar. No hay duda de que la salud es lo más valioso e importante que tenemos. Ustedes, pronto y ya como médicos, estarán a cargo de la salud, o sea de lo más valioso e importante, de los pacientes que los busquen. Por otro lado, cuidar algo ajeno es una responsabilidad y una obligación que compromete a dar lo mejor de uno. Nunca olviden eso, ustedes son importantes, y eso los obliga y compromete.”

Estas palabras resumen algo esencial que, a veces, no se considera en su real dimensión: son los estudiantes quienes se harán cargo de la salud de nuestro pueblo y, por qué no, de nuestra propia salud, lo más valioso que tenemos. Por eso, debemos apoyarlos. Es importante que los médicos jóvenes, que han tenido que trabajar fuerte y pasar muchas pruebas de selección y calificación, tengan en Puerto Rico buenas posibilidades de trabajo para no verse obligados a emigrar en busca de mejores condiciones. Debemos insistir en esto y, por ejemplo, en la necesidad de impulsar los centros de especialización para que haya mejores opciones de trabajo y entrenamiento. La Medicina, además de su aspecto profesional y científico, requiere de buenas condiciones de trabajo, en las que los médicos puedan tener capacidad de decisión y liderazgo. De otra manera, el trabajo médico quedará condicionado a decisiones tomadas por administradores o personas que no saben bien lo que es una enfermedad o el sufrimiento humano.

Es muy importante que estudiantes de todas las escuelas de Medicina de la isla se hayan agrupado voluntariamente en una asociación, pues esto les da una posibilidad de interactuar y evaluar sus necesidades y problemas. Estar unidos y representados les da fuerza.

Felicitamos a la Asociación de Estudiantes de Medicina de Puerto Rico y a sus entusiastas iniciadores Luisam Tarrats, Dimas Tirado, Rafael Torres, Nicole Avilés, Natalia Vidal, Bianca Quiñones y a todos quienes conformaron sus directivas, por los logros y éxitos que son el fruto de su esfuerzo y de haber tenido el temple de agregar a sus recargadas actividades la tarea de impulsar la Asociación. Eso marca la diferencia y destaca la importancia de compartir para progresar.

¡Saludos, amigos!