Historia

El doctor Fernando E. Rodríguez Vargas DMD, descubridor y pionero

Es importante destacar el esfuerzo y trabajo de este puertorriqueño, líder de la salud, que hizo investigaciones pioneras en bacteriología dental y que promovió el desarrollo de desinfectantes. Aunque falleció muy joven, la repercusión de su obra hizo que Fernando Rodríguez sea recordado, honrado y reconocido tanto en los Estados Unidos como en Puerto Rico.

JPEG - 3.4 KB
Norman Maldonado, MD
Hematólogo-Oncólogo
Ex Presidente de la Universidad de Puerto Rico

Sus primeros años

Era el año 1888 cuando Fernando E. Rodríguez nació en Adjuntas. Personalmente, no había escuchado de él hasta que indagando y preguntando por qué el Hospital Rodríguez en el Fuerte Brooke en el viejo San Juan, donde está el Cuartel de Ballajá, llevaba ese nombre, es que me lo aclaró el Dr. Herman Rodríguez, profesor de Odontología del Recinto de Ciencias Médicas.

Estudió el joven Fernando en las escuelas públicas de Adjuntas, que tenían muchas limitaciones en esa época en que Puerto Rico era parte de España.

Presumo que él aún estaba allí cuando el entonces Presidente Teodoro Roosevelt, el primer Presidente de los Estados Unidos en visitar la isla y, creo, el único en visitar Adjuntas, les habló a los estudiantes en la recién construida Escuela Washington Irving. Allí, el Profesor Jaime Drew les tradujo al español el mensaje que les daba el Presidente Roosevelt. Asumo también que para graduarse fue a la escuela Superior de Ponce, la famosa Ponce High, ya que en Adjuntas no hubo escuela superior hasta 1950.

JPEG - 18 KB
Dr. Fernando E. Rodríguez Vargas DMD

La Universidad, primeros trabajos

Fernando Rodríguez ingresó a la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras, donde llevó cursos de paramédico y recibió el certificado de maestro. Luego trabajó para el gobierno federal como traductor. En 1910, logró ser admitido en la Escuela Dental de Georgetown en Washington, DC, y se graduó en 1913. Comenzó una práctica privada, pero en 1915 se unió al Servicio Médico de las Reservaciones Indígenas y fue asignado a Arizona. Allí, comenzó a estudiar e investigar los problemas dentales que afligían a la población.

El Ejército, la guerra y Puerto Rico

En 1917, ingresó al Ejército de los Estados Unidos como Primer Teniente y luego del entrenamiento básico fue enviado a Inglaterra durante la Primera Guerra Mundial. En 1919 fue asignado a Puerto Rico y ascendido a Capitán.

Presumo que conoció al Dr. Bailey K. Ashford pero no hay evidencia concreta de eso. En 1921, fue reasignado a la ciudad de Washington, al Cuerpo Dental, como educador e investigador de los aspectos bacteriológicos en las enfermedades dentales.

Descubrimientos y publicaciones

Es así que, Fernando Rodríguez llego a ser el descubridor de tres tipos de lactobacilos que causaban las caries dentales. En diciembre del año 1922, su trabajo sobre la “bacteriología de las caries dentales” fue publicado en la revista Military Dental Journal. Dos años después, en 1924, recibió un Bachillerato en Ciencias de la Universidad de Georgetown donde fue nombrado Profesor Asociado en la Escuela Dental.

En septiembre de 1928, el Dr. Rodríguez hizo una importante publicación en la revista de la Asociación Médica Americana sobre el uso de yodo y otros agentes químicos como desinfectantes en las enfermedades dentales.

Actividad profesional y gremial

Durante su carrera profesional, el Dr. Rodríguez fue miembro de la Sociedad Dental De Washington, de la Sociedad Internacional de Investigación Dental y Fellow del Colegio Americano de Dentistas. Trabajó en Boston y, luego, en Baltimore. En 1929 fue promovido a mayor. A los 44 años, en 1932, desarrolló una pulmonía y falleció. Tenía esposa y un hijo.

Reconocimientos póstumos

Algunos años después, en 1940, el Colegio Americano de Dentistas presentó una placa a la Escuela Graduada del Cuerpo Médico en memoria del Mayor Fernando Rodríguez por su trabajo pionero para determinar las causas de las caries dentales. En agosto de 1944, el Departamento de Defensa de los Estados Unidos nombró el Hospital General del Fuerte Brooke, en donde es Ballajá, “Hospital General Rodríguez” en su honor.

Posteriormente, cuando se desactivó el Fuerte Brooke, el Hospital General Rodríguez cerró y a la clínica ambulatoria que se estableció en el Fuerte Buchanan se le cambió de nombre: Rodriguez Army Health Clinic, denominación que mantiene hasta la actualidad.

En 1950, el Colegio de Cirujanos Dentistas de Puerto Rico lo distinguió, honrándolo con una actividad académica. En 1969 el Decano de la recién creada Escuela de Odontología publicó un tributo al Dr. Rodríguez en la Revista Odontológica de Puerto Rico.

El Dr. Rodríguez fue también honrado con una placa y un busto frente al Hospital Walter Reed en Washington. Es el único puertorriqueño en tener esa gran distinción. Adicionalmente a todos esos homenajes póstumos que resaltan la figura de un valioso y destacado puertorriqueño, es mi opinión que su pueblo natal Adjuntas y el Instituto de Cultura deben honrar la memoria de este líder de la odontología adjunteño que hizo una gran contribución a la salud y al bienestar de la humanidad.

Bibliografía

1. “Fernando E. Rodriguez, Major, Dental Corps, U.S. Army”; By: James B. Mann, DDS,MD, Washington DC, US Army Medical Museum, p. 33.
2. G. Scheiser (September 19, 1944). Rodriguez General Hospital. Armed Forces Medical Library. pp. 1,2. Ref. No. #WZ1009R696.
3. “Asuntos Historicos: Tributo al extinto Comandante Fernando E. Rodríguez”; by Dr. José Muñoz Barait, Rev Odontol PR 1969 Aug;1(2):29-36.Page 29.
4. Font Suárez, Juan. Historia de la Odontología en Puerto Rico. Instituto de Cultura de Puerto Rico, San Juan, PR 1989.
5. Ring, Malvin E. Dentistry: An Illustrated History. Abradale Press (New York-Mosby-Year Book, Inc. St. Louis, MO 1985.