Historia

El Dr. Pedro Juan Santiago Borrero:

Médico, educador y servidor de la Escuela de Medicina y de la salud en Puerto Rico

JPEG - 5.7 KB
Norman Maldonado, MD
Hematólogo-Oncólogo Ex Presidente de la Universidad de Puerto Rico

Son muchos los alumnos destacados de la Escuela de Medicina de la Universidad de Puerto Rico que, luego de sus estudios y de especializarse, han contribuido con su actividad y esfuerzo al desarrollo de la misma. Entre ellos, ocupa un lugar muy importante el Dr. Pedro Juan Santiago Borrero, destacado hematólogo de niños, que es ahora Decano de la Escuela de Medicina. Lo fue también en 1978, así como Rector del Recinto de Ciencias Médicas en 1999. Su contribución a la salud en Puerto Rico y a la formación de nuevos médicos es invalorable.

El Dr. Pedro Juan Santiago es natural de Guayanilla. Miembro de una familia numerosa, cuyos padres le inculcaron valores como la dedicación a los estudios y al trabajo y el amor al prójimo como a sí mismo. Estudió en las escuelas públicas y fue un estudiante sobresaliente. Luego, ingresó a la Universidad de Puerto Rico en Rio Piedras a estudiar premédica, de donde se graduó con un bachillerato Magna Cum Laude, en 1956. El mismo año, ingresó a nuestra Escuela de Medicina y continuó siendo uno de los mejores de su clase, como lo evidencia su selección a la Sociedad de Honor Alpha Omega Alpha durante su tercer año de medicina.

Internado, residencia y familia

Se graduó como médico en 1960. Ese mismo año se casó con su novia María Isabel, Isa, natural de Lares. Hizo su internado en el Hospital Universitario, como parte del primer grupo de internos. Al terminar, ingresó a la Fuerza Aérea y fue destacado a una base aérea en la Florida, donde nacieron sus primeros dos hijos: Pedro Juan, hoy administrador de hospitales, y Manuel, hematólogo-oncólogo en Texas.

A pesar de haber sido aceptado en el Childrens’ Hospital de Filadelfia, él tomó la decisión de regresar a Puerto Rico para hacer una residencia en Pediatría con el Dr. Antonio Ortiz. Luego, nacieron su hijo Carlos, arquitecto y su hija Isabel, financista. El último de sus hijos, Roberto, es radio-oncólogo y trabaja en Puerto Rico.

Actividad en pediatría y hematología

En 1966, Pedro Juan terminó su residencia y continuó trabajando como instructor en Pediatría. Además, trabajaba en el Laboratorio de Medicina Nuclear en el sótano del Hospital Universitario. Con el aval del Dr. Ortiz, comenzó un fellowship en Hematología, que incluía adultos. Se integró muy bien al grupo y comenzó lo que ha sido una carrera muy exitosa para el bienestar de nuestros niños y niñas. Se interesó por el esprú tropical en niños y publicó varios trabajos científicos relacionados con este problema.

Líder académico y en salud pública

Al concluir su fellowship, se convirtió en el Director de la sección de Hematología Pediátrica. Durante los últimos 43 años, Pedro Juan ha tenido una carrera llena de logros para nuestra Universidad y nuestra isla. No solo atendía los asuntos de hematología sino que, además, era director de los programas de internado y residencia en el UDH, en la década de 1970. Fue también Secretario Auxiliar de Salud para Madres y Niños, del Departamento de Salud, con la Lcda. Olga Moreno, que lo apreciaba mucho. Participó activamente en el programa Médico Regional de Hematología, visitando varios Hospitales Regionales, entre ellos el de Ponce.

En 1977, comenzó una nueva relación cuando se unió al equipo del Dr. Jaime Rivera Dueño, el nuevo Secretario de Salud y su compañero de clases, haciéndose cargo de la coordinación de los programas de internado y residencia en toda la isla. Allí fue que, tratando de revivir el programa de Regionalización que estaba en crisis, se aplicó la ley de servicio público a todos los egresados del campo de la salud, como exigía la Ley 11 de 1976. Los residentes lo demandaron a él y al suscrito, por dos millones de dólares, pero la corte falló a favor nuestro y nos dio la razón.

1978: Decano de Medicina

En 1978, fue nombrado Decano de Medicina. Compitió con los mejores y, al final, fue nombrado a un equipo que incluyó al Dr. Gilberto Cardona en Salud Pública, al Dr. Rafael Aguiar en Odontología, al Dr. Alberto Tossas en Profesiones Aliadas, al Lcdo. Rubén Eli Matos en Administración, a la Dra. Lillian Haddock en Asuntos Académicos, al Dr, Arturo Santiago en Asuntos de Estudiantes y al Dr. Víctor Warner en Farmacia.

Pedro Juan fue un gran líder de la Facultad. De esa gestión, salieron los Centros de Enseñanza Primarios, ubicados a través de toda la isla. Se mantuvieron 150 estudiantes por clase y los internos y residentes pasaron a ser de la universidad. Se dio inicio al Plan de Práctica Médica Intramural y al Plan de Compensación Diferida, y se comenzó la operación en el Hospital Universitario en Carolina. Además, se administró exitosamente el Hospital Pediátrico por dos años, con el liderato de la Dra. Marta Valcárcel.

Su laboratorio y el Programa Neonatal

Pedro Juan nunca dejó de atender a los pacientes ni su laboratorio. En 1985, regresó para desarrollar su proyecto cumbre, dedicado al estudio y tratamiento de las enfermedades congénitas, genéticas y hereditarias de Puerto Rico. Su laboratorio que atiende, entre otros, a pacientes con anemia sickle cell, hemofilia, enfermedad de von Willebrand y HIV, es un modelo. Posteriormente, llegó el Programa de Cernimiento Neonatal, a través de toda la isla, con fondos federales y legislativos, que tan bien ha servido a nuestros recién nacidos.

No podemos mencionar todos los logros de este médico, que con su carácter de trabajador incansable ha contribuido como pocos a la educación, al servicio médico, a la salud y a sus pacientes. En 1999, cuando el Dr. Adolfo Firpo se retiró, él aceptó el reto y fue nombrado Rector de Ciencias Médicas, cargo que desempeñó muy exitosamente. En 2001, regresó a su laboratorio y a sus trabajos científicos con gran dedicación y amor.

En 2010, cuando el Decano de Medicina renunció, estuvo disponible para ser Decano Interino. El proceso de consulta lo resaltó como un buen candidato y el Rector Dr. Rafael Rodríguez Mercado estaba tan satisfecho con su ejecutoría en el interinato, que lo nombró en propiedad, algo histórico en nuestra institución. Es el Decano de Medicina que más años lleva en el cargo. Hoy en día, Pedro Juan llega muy temprano a las actividades y lo vemos trabajando en la oficina o en el laboratorio hasta muy tarde.

El Dr. Pedro Juan Santiago Borrero es uno de los mejores servidores públicos y médicos que ha tenido Puerto Rico.