Historia

El Dr. Leopoldo Figueroa Carreras (1886-1970):

Médico, abogado y político

El Dr. Leopoldo Figueroa Carreras jugó un rol protagónico en la organización del primer servicio de ginecología y obstetricia en nuestro hospital de San Juan, donde se entrenó a una generación de médicos. Además de su destacado rol como médico tuvo una prolongada trayectoria política, en especial en la Cámara de Representantes. Allí estuvo desde su juventud, evolucionando su pensamiento político para abogar por la estadidad como la opción para la mayoría de la población de Puerto Rico y dio una lección de vida evitando el protagonismo personal, lo que le ganó el respeto de colegas, compañeros, pacientes y de la población en general.

JPEG - 5 KB
Norman Maldonado, MD
Hematólogo-Oncólogo Ex Presidente de la Universidad de Puerto Rico

Los médicos usualmente no han incursionado en la política electoral en Puerto Rico, salvo algunas honrosas excepciones. En una visita al historiador de Puerto Rico, el Dr. Luis González Valdez me obsequió un libro del Profesor José Luis Colón González sobre el Dr. Leopoldo Figueroa.

Yo había oído mucho del Dr. Leopoldo Figueroa como miembro de la Cámara de Representantes en las décadas de 1940 a la de 1960. Solo lo vi una vez cuando estaba hospitalizado en el Hospital Municipal de San Juan con una afección cardiaca. Años más tarde conocí a su hija, la Dra. Patria Figueroa, miembro del Consejo de Educación Superior, quien me entrevistó cuando fui candidato a la Rectoría del Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico.

Sus inicios y estudios de Medicina

Nació Leopoldo Figueroa el 21 de septiembre de 1886 en San Juan. Su padre, Don Jesús Figueroa, era amigo íntimo de Don Luis Muñoz Rivera, por lo que en su casa solían reunirse políticos. En 1900, cuando él recién tenía 14 años, participó en actividades del Partido Federal Americano, fundado por Don Luis Muñoz Rivera. La Ley Foraker que creó un gobierno desde Washington causó muchas protestas y así fue que en 1904 Muñoz Rivera, José de Diego y Rosendo Matienzo Cintrón, entre otros, fundaron el Partido Unión de Puerto Rico. Este quería que la isla tuviera un gobierno propio, bien como un Estado de la Unión o como un país independiente.

Leopoldo Figueroa terminó sus estudios en la Escuela Superior Central (Central High) en San Juan y luego viajó a Cuba para estudiar Medicina. Allí recibió 14 premios durante sus estudios, que demoraban cinco años pero que él logró completar en tan solo cuatro.

Regreso a la isla y especialización en Europa

A su regreso a Puerto Rico trabajó como Director del leprocomio que funcionaba en Isla de Cabras; a él le tocó sustituir en esa posición al Dr. Agustin Stahl. En 1912 recibió el nombramiento como oficial de sanidad y ofreció sus servicios médicos en oficinas en San Juan y Cataño. Luego fue Jefe de Servicios Médicos en el Hospital Municipal de San Juan.

JPEG - 16.5 KB
Dr. Leopoldo Figueroa con el Gobernador Luis Muñoz Marín

En 1922 decidió especializarse en obstetricia. Para ello viajó a Madrid y luego visitó también hospitales en Francia, Alemania e Inglaterra. A partir de sus nuevas destrezas él realizó un informe que sirvió para organizar el Hospital de Maternidad en el Hospital Municipal de San Juan, el cual dirigió varios años, desde 1924. Fue allí donde más tarde las primeras diez clases de nuestra Escuela de Medicina aprendimos Obstetricia y Ginecología con los Dres. Manuel Fernández Fuster, Iván Pelegrina, Rafael Gil y David Chafey, entre muchos otros.

El Dr. Figueroa fue miembro distinguido de la Asociación Médica de Puerto Rico y en 1928 recibió un premio por su monografía “Mortalidad infantil en Puerto Rico: Manera de prevenirla”, publicada en el Boletín de la Asociación Médica en 1931. Él fue nombrado a varios puestos relacionados con la salud en Puerto Rico. Así se desempeñó como Presidente de la Junta Estatal de Beneficencia, asesor del Fondo de Seguro del Estado, médico de la Junta de Retiro de empleados del Gobierno y Presidente del Comité de Ciencias Físicas del Ateneo de Puerto Rico.

Actividad en política

El Dr. Figueroa tenía una “vida paralela” que era la política. En 1914 fue elegido a la Cámara de Delegados por el Partido Unionista por el Distrito de San Juan. Presentó legislación salubrista, que incluía también unas multas que eran un donativo para el Sanatorio de Tuberculosis. En esos tempranos años del siglo pasado el Dr. Figueroa se unió a José de Diego en la cruzada por la independencia de la isla. En 1920, luego del triunfo de la Unión por Puerto Rico, él fue nombrado a la Comisión de Servicio Público, hasta 1928. Para fines de la década de 1920 se convenció de que la estadidad era la mejor alternativa para el futuro de Puerto Rico y, al fundarse la Coalición entre Republicanos y Socialistas se unió al partido y fue elegido a la Cámara de Representantes por el Distrito 4. En los siguientes años estuvo primero en la mayoría para luego estar un tiempo en la minoría. Estos fueron los inicios de la segunda gran vocación de su vida, la política, que culminó en 1968 cuando cumplió su último término.

Como los otros legisladores se burlaban de él por ser médico, estudió además Derecho en la Universidad de Puerto Rico para que así lo respetaran. Su trabajo siempre fue de altura. Se desempeñó también como miembro de la Asamblea Constituyente. Votaba siempre por lo que él consideraba lo justo y mejor para Puerto Rico y fue siempre admirado y respetado, inclusive por sus opositores.

Comentario

Hoy que estamos en una época de cambio y que -por lo mismo- no es fácil, es bueno que en Puerto Rico se recuerde y repase la historia de este gran líder y servidor puertorriqueño. El Dr. Figueroa nunca buscó el poder para él y siempre fue el segundo, con el deseo y vocación de ayudar para tener un Puerto Rico mejor.

JPEG - 20.1 KB
Dr. Leopoldo Figueroa, en primera fila a la derecha del Gobernador Luis Muñoz Marín.