Historia

El Dr. Eduardo Garrido Morales (1898-1953):

Comisionado de Sanidad

JPEG - 3.4 KB
Norman Maldonado, MD
Hematólogo-Oncólogo
Ex Presidente de la Universidad de Puerto Rico

Se cumplen ya siete décadas desde que el Dr. Eduardo Garrido Morales lograra una transformación de nuestro sistema de salud pública con hospitales y unidades de salud en muchos lugares de la isla. Él fue pionero en un tema que cada vez tiene más actualidad en la salud, que es la prevención, y dejó las bases para un nuevo modelo de atención médica.

Los inicios del Departamento de Salud

En 1904, por acción del Congreso de los Estados Unidos, se creó en Puerto Rico el Departamento de Salud, Caridades y Corrección. Pocos saben que el primer Comisionado nombrado en 1911 fue el Dr. Bailey K. Ashford. Curiosamente, su nombramiento solo duró ocho horas debido a las discrepancias que tuvo con el Gobernador.

La Ley Jones y el Departamento de Sanidad

El Dr. William Lippit fue nombrado entonces como Comisionado de Salud, y sirvió desde 1911 hasta 1917. Ese año se aprobó la ley Jones que creó el Departamento de Sanidad. El Dr. Alejandro Ruiz Soler fue designado como el primer Comisionado de Sanidad. Su primer gran reto fue la epidemia de influenza de 1918, que produjo un gran número de muertes. En 1921, el Dr. William Lippit volvió como Comisionado de Sanidad, esta vez hasta 1923.

La década de 1920

El Dr. Pedro Ortiz fue el siguiente Comisionado, de 1923 a 1931. Durante su incumbencia, se construyeron los hospitales de Psiquiatría y Tuberculosis en Río Piedras, el Leprocomio en Trujillo Alto y los Hospitales de Distrito de Ponce y de San Juan, este último en Medicina Tropical. Además, con la ayuda de la Fundación Rockefeller, se dio inicio a la construcción de las Unidades de Salud Pública en varios municipios. El Dr. Antonio Fernós Isern asumió el cargo de Comisionado de 1931 a 1933.

El Departamento de Sanidad y el Dr. Garrido

En 1933, con el cambio de gobierno, el Dr. Eduardo Garrido Morales fue designado Comisionado de Sanidad. Se había graduado del Medical College de Virginia y, luego, obtuvo un doctorado en Epidemiología de la universidad de Johns Hopkins, con una beca de la Fundacion Rockefeller. A su regreso, como el primer epidemiólogo moderno de Puerto Rico, fue nombrado director de la División de Epidemiología del Departamento de Sanidad. Allí supervisó el programa de Unidades de Salud Pública y fue director de la recién creada Unidad de Salud Pública en Río Piedras, que sería un centro piloto para entrenar al personal en las funciones de las Unidades para prevenir enfermedades y conservar la salud. El cuidado médico se mantenía en la beneficencia municipal.

El Dr. Garrido Morales ocupó el puesto como Comisionado de Sanidad durante nueve años. En este periodo, logró transformar la salud pública y sentar las bases para un nuevo modelo de cuidado médico poniendo énfasis en la prevención y en la construcción de los hospitales de distrito para poder mejorar la atención médica de la población en general.

Desarrollo de programas de salud y de servicios hospitalarios

Él comenzó los programas de salud materno-infantil y de control de enfermedades venéreas. Junto con el Dr. José Rodríguez Pastor, inició una agresiva campaña contra la tuberculosis que, en aquella época arropaba a la isla. Se construyeron muchos hospitales antituberculosos en distintos puntos de Puerto Rico: en Ponce, Guayama, Mayagüez y Cayey, entre otros. Con la ayuda de fondos federales, a través de la PRRA (Puerto Rico Reconstruction Act) y la PRERA, se comenzó la construcción de cuatro nuevos hospitales de distrito (Bayamón, Fajardo, Arecibo y Aguadilla) que se terminaron bajo la incumbencia del Dr. Garrido Morales en 1942.

Entre 1933 y1934, se inauguraron 19 nuevas Unidades de Salud Pública en varios municipios para lograr que cada pueblo tuviera una Unidad. Se amplió el Hospital Antituberculoso Ruiz Soler con pabellones nuevos para poder atender hasta 500 pacientes. En 1937, se inició el programa de becas, para preparar al personal que trabajaría en los hospitales de distrito.

Interferencias políticas

La gestión de Dr. Garrido Morales se vio facilitada por los nuevos programas federales impulsados por la administración del Presidente Roosevelt, pero simultáneamente fue obstruida por la intervención política de líderes locales que influenciaron a funcionarios federales para entorpecer su gestión. Esto fue evidente con la construcción de 60 Dispensarios Rurales por la PRERA, algunos cercanos a las Unidades de Salud Pública para atender a sus empleados y familiares. Estos no dependían del Departamento de Sanidad y competían dando el servicio.

En 1940, cuando el gobierno federal se retiró de operar los dispensarios rurales, el Dr. Garrido Morales estaba renuente a recibirlos sin recursos, pero finalmente los terminó incorporando al sistema de salud estatal.

Otros logros

El Dr. Garrido Morales estuvo al mando del Departamento de Sanidad hasta 1942. Al concluir su término, ya había Unidades de Salud Publica en todos los pueblos y, además, los dispensarios rurales estaban funcionando. Los cinco hospitales de Distrito y el de Medicina Tropical atendían a los pacientes referidos del sistema de salud municipal dentro de los Distritos correspondientes; los casos más complejos eran enviados a Medicina Tropical.

Comentario

JPEG - 66.2 KB
Hospital de Distrito de Fajardo:
Foto por Jubileo de Plata 1940-1965

Luego de su retiro, el Dr. Garrido Morales ingresó en el ejército durante la Segunda Guerra Mundial y, seguidamente, fue consultor de US Public Health Service. En años posteriores se designó al Hospital Regional de Caguas como el Hospital Dr. Manuel Garrido Morales en reconocimiento a su labor como uno de los gigantes de la salud pública y de la medicina de Puerto Rico. Sobre sus hombros otros pudieron construir un mejor sistema de salud para todos.

Agradecimiento especial: al Dr. José Rigau por su valiosa colaboración en la preparación de este artículo.