Historia

El Dr. Ángel Arturo Cintrón Rivera:

Hematólogo, Profesor Emeritus y Síndico

En estos días difíciles para la Universidad de Puerto Rico viene a mi mente la figura de mi maestro y mentor, el Dr. Ángel Arturo Cintrón Rivera, que por más de medio siglo sirvió a la Universidad de Puerto Rico con ejemplar dedicación. Él fue un gran médico que tuvo siempre el interés y la visión de seguir aprendiendo y desarrollando sus conocimientos en medicina, hematología y medicina nuclear, donde llegó a ser líder en Puerto Rico y a nivel internacional. Más aún, compartió sus conocimientos –para beneficio de los pacientes– con sus colegas y alumnos a través de su actividad en la universidad y en las sociedades científicas.

JPEG - 5 KB
Norman Maldonado, MD
Hematólogo-Oncólogo Ex Presidente de la Universidad de Puerto Rico

Sus inicios y estudios de Medicina

Ángel Arturo Cintrón Rivera nació en Santurce en 1925. Luego de terminar la escuela siguió sus estudios en la Universidad de Michigan en Ann Arbor, donde recibió su bachillerato en Ciencias y después su doctorado en Medicina. Hizo su internado en el famoso Wayne County Hospital y luego sirvió por 2 años en el Cuerpo Médico de los Estados Unidos. Posteriormente, regresó al Hospital Wayne County, donde hizo su residencia en Medicina Interna llegando inclusive a ser Jefe de residentes. Luego hizo su subespecialidad en Hematología. Además, trabajó para la Comisión de Energía Atómica en la misma Universidad.

De regreso en Puerto Rico

En 1953 regresó a nuestra isla y se incorporó a la facultad de la Escuela de Medicina en el Hospital Municipal de San Juan cuando, casualmente, comenzó a rotar por este hospital la primera clase de nuestra recién creada Escuela de Medicina. El Dr. Cintrón Rivera desarrolló allí un laboratorio de radioisótopos y creó la primera sección de Hematología en Puerto Rico. Su primer fellow fue el Dr. Ángel Luis Rodríguez Rosado, un graduado de nuestra escuela de Medicina que luego se distinguió en el campo de la medicina nuclear. El Dr. Cintrón logró conseguir donativos de los Institutos Nacionales de Salud para ambos proyectos, tanto para el laboratorio de radioisótopos como para hematología. Allí lideró importantes estudios de investigación sobre volúmenes de sangre y sobrevida de células rojas.

En 1960, cuando la Escuela de Medicina se mudó al que era el Hospital Ruiz Soler –hoy Hospital de Distrito Universitario–, donde sería el Centro Médico de Puerto Rico, el Dr. Cintrón fue nombrado Director del Laboratorio de Investigación de la Escuela de Medicina. Posteriormente logró también obtener los fondos federales necesarios para hacer un Centro de Investigaciones Clínicas con 12 camas. Allí se hicieron importantes estudios, como los realizados para encontrar la causa del esprue tropical y sus tratamientos, así como los estudios de endocrinología hechos por la Dra. Lillian Haddock, entre muchos otros.

Actividad académica y de liderazgo

En 1960 el Dr. Cintrón fue promovido a catedrático y en 1967 fue electo miembro del Senado Académico y de la Junta Administrativa del recién creado Recinto de Ciencias Médicas. También fue elegido Secretario de la Facultad y representante del Recinto ante la Junta de Retiro de la UPR, llegando a ser su Presidente en 1970.

En 1977 fue electo fellow del American College of Physicians y luego del American College of Nuclear Medicine de los Estados Unidos. El Dr. Cintrón también se convirtió a nivel internacional en un líder en medicina nuclear. En los Estados Unidos fue Secretario de la Junta de Delegados y de la Junta de Gobierno del Colegio de Medicina Nuclear Americano. En 1993 fue nombrado miembro de la Junta de Síndicos de la Universidad de Puerto Rico y fue su Secretario durante 8 años. Allí realizó una labor excepcional.

Reconocimientos y legado

En Puerto Rico fue nombrado Profesor Emeritus en la Universidad de Puerto Rico y luego de la Universidad Central del Caribe, donde también enseñó. El Dr. Cintron Rivera era un excelente médico internista y hematólogo que trataba a los pacientes con ejemplar respeto, empatía y dedicación. Recuerdo cómo, en agradecimiento, la familia de uno de los pacientes a quien ayudó mucho donó un separador de sangre –el primero en la isla– para el Centro de Investigaciones Clínicas que él dirigía; esto salvó vidas y alivió a muchas personas durante varios años.

El Dr. Cintrón dedicó una parte importante de su labor profesional a la medicina nuclear. Además de su labor en la universidad, de su apoyo a la investigación y en las asociaciones médicas, fue fundador de los laboratorios de medicina nuclear en el Hospital del Maestro, en el Hospital Ashford (Presbiteriano) y en el el Centro Cardiovascular de Puerto Rico. Todos esos centros se implementaron con las certificaciones de las agencias reguladoras federales.

JPEG - 13.7 KB
Dr. Angel Arturo Cintron Rivera (primero de la derecha) en ocasion de la inauguracion del laboratorio de medicina nuclear en el Centro Cardiovascular de Puerto Rico.

En su carrera profesional realizó innumerables estudios de investigación y publicó unos 40 trabajos científicos.

Estuvo casado con María Isabel Dávila, con quien formó una familia con un hijo y una hija. El Dr. Ángel Arturo Cintrón fue un ejemplar ciudadano, hijo, esposo, padre, médico, educador e investigador. Maestro de maestros, líder académico y científico ejemplar, el Dr. Cintrón Rivera ayudó grandemente a tener una mejor universidad y un mejor Puerto Rico.