Temas de interes

Temas de interes

El ABC del Plan de Reconstrucción de Puerto Rico

JPEG - 2.1 KB
David Alvarez
Asesor Económico Senior, Banco Gubernamental de Fomento para Puerto Rico
david.alvarez@bgfpr.com

No hay duda que Puerto Rico enfrenta grandes retos en términos económicos y fiscales. Al 30 de junio de 2009, Puerto Rico habrá experimentado su tercer año de recesión con una caída estimada de 3.4%. El escenario se complica al considerar que el gobierno enfrenta un déficit, que confirmado al pasado mes de abril, alcanza $3,233 millones. Ante esta situación se ha elaborado un plan de acción. Me refiero al Plan de Reconstrucción Económica y Fiscal. Veamos en detalle los componentes principales de dicho Plan.

• El Plan de Reconstrucción tiene tres objetivos: 1) estabilizar la situación fiscal, 2) proteger y fortalecer el crédito de Puerto Rico y 3) reconstruir la economía. Estas son las guías que sirven de norte al Plan. Para lograr estos objetivos el Plan contiene dos componentes principales: la Reconstrucción Fiscal y la Reconstrucción Económica.

• La Reconstrucción Fiscal incluye cuatro elementos: 1) reducir el gasto gubernamental y fomentar la eficiencia, 2) mayor fiscalización contributiva, 3) aumentar los ingresos del gobierno y 4) llevar a cabo medidas financieras que provean estabilización en lo que se implantan las otras medidas de reconstrucción fiscal. La Reconstrucción Fiscal ya está en progreso.

• El Plan de Reconstrucción Económica por su parte integra tres componentes: 1) los estímulos económicos federal y local, 2) las alianzas publico-privadas y 3) un estimulo suplementario para el desarrollo económico. Los estímulos económicos provienen de la Ley de Recuperación y Reinversión aprobada a comienzos del 2009 por el Congreso federal y el Plan de Estímulo Económico Criollo. Ambos estímulos puede representar hasta $5,500 millones para la economía de Puerto Rico en los próximos tres años. Por otro lado, las alianzas público-privadas proveerán inversión nueva en áreas de necesidad estratégica. Por último, el Estímulo Suplementario es un plan concertado de inversión que comenzaría a finales del 2011 para asegurar inversión en áreas como infraestructura y el sector de exportación.

En momentos de grandes retos también surgen oportunidades. Los estímulos económicos planificados para los próximos tres años y el Plan de Reconstrucción representan oportunidades concretas ante las dificultades actuales. Es importante aprovechar estas oportunidades para finalmente lograr un balance fiscal que eventualmente nos permita continuar reinvirtiendo en nuestra economía.