Suplemento Caribe Gyn

Edad y reproducción

La edad de la mujer es el factor más importante para determinar el pronóstico de cualquier tipo de tratamiento en una pareja que sufre de infertilidad. A diferencia del varón, quien produce espermatozoides nuevos diariamente, la mujer nace con una reserva ovárica establecida que disminuye con la edad. Puede ser importante ofrecer tratamiento de fertilidad antes de que la reserva ovárica se vea comprometida.

JPEG - 1 KB
José R. Cruz Díaz, MD, ELD (ABB)
Sub-especialista en Endocrinología Reproductiva e Infertilidad Director Médico de la Clínica de Fertilidad HIMA-San Pablo, Caguas 787.704.3434 ext. 3575 www.infertilidadpr.com

La edad reproductiva avanzada en la mujer es importante al evaluar a una pareja que sufre de infertilidad. Esta se define como la ausencia de un embarazo luego de 12 meses de relaciones sexuales sin utilizar métodos anticonceptivos. Esta condición afecta a un 15% de las parejas en edad reproductiva. Buscar un embarazo tarde en la edad reproductiva no solamente presenta el problema de disminución de un 30-50% en el potencial reproductivo, sino que hay otros riesgos que deben considerarse: aumento en el riesgo de preeclampsia, hipertensión, diabetes, endometriosis, anormalidades cromosómicas del feto, abortos, natimuertos, entre otros.

La disminución en el potencial reproductivo de la mujer se inicia después de los 30 años de edad y disminuye marcadamente a los 40 años en que hay una disminución sobre 50% de probabilidad de embarazo, con un aumento de 2 a 3 veces en la probabilidad de abortos espontáneos.

La calidad del óvulo y del embrión producido por el óvulo puede verse afectada por la edad de la mujer. Por otro lado, la edad del hombre no afecta de igual manera la calidad de los espermatozoides ni la habilidad de estos para fertilizar adecuadamente los óvulos. El desarrollo de un embrión o su implantación en el útero tampoco se ven muy afectados por la edad del hombre. Esto se debe a que el hombre produce constantemente espermatozoides nuevos a diferencia de la mujer, quien al nacer ya tiene una cantidad de óvulos establecida. Los óvulos de mejor calidad suelen ser aquellos en la edad reproductiva temprana y los de menor calidad son en edad más avanzada.

Opciones terapéuticas

Dos de los tratamientos más frecuentes para casos de infertilidad (incluyendo pacientes de edad avanzada) son:

1) La hiperestimulación de los ovarios con inseminación intrauterina de espermatozoides: se estimulan los ovarios para producir más de un óvulo (2 a 4) por ciclo menstrual. Por inseminación intrauterina se deposita una cantidad alta de espermatozoides móviles cerca de las trompas de Falopio, donde ocurre la fertilización. Al aumentar la cantidad de óvulos por ciclo, aumenta la probabilidad de que entre ellos surja un óvulo que sea de buena calidad para así producir un embarazo. Hay que recordar que un porcentaje significativo de los óvulos de las pacientes de edad avanzada no son cromosómicamente normales y por lo tanto no tienen la capacidad de producir un embarazo normal.

2) La fertilización in vitro. Los ovarios son hiperestimulados y la fertilización ocurre en el laboratorio con óvulos extraídos de los ovarios antes que ocurra la ovulación. Los óvulos son fertilizados por los espermatozoides en el laboratorio; una vez formados los pre-embriones, se escogen los de mejor calidad para transferirlos al útero, donde ocurre la implantación. En casos de óvulos de pobre calidad hay la opción de donación de óvulos por una paciente con óvulos de mejor calidad para así lograr el embarazo.

Nuestra recomendación es no retrasar la búsqueda de embarazo hasta muy tarde en la edad reproductiva (después de los 35 años de edad) pues la calidad y cantidad de óvulos puede verse afectada. Pacientes mayores de 35 años de edad que lleven 6 meses o más de infertilidad, o cualquier otra paciente que lleve más de un año de infertilidad deben buscar evaluación y tratamiento lo antes posible para aumentar así las probabilidades de embarazo en el futuro.

JPEG - 15.3 KB
Probabilidad de embarazo e infertilidad en el curso de un año vs. edad. Referencia: “Management of the Infertile Woman”, por Helen A. Carcio and “The Fertility Sourcebook” por M. Sara Rosenthal.