Temas de Interes

Ecomuseos: Espacios abiertos, territorio de identidad

JPEG - 3.7 KB
Carolina Stubbe, MA
Museóloga [email protected]

Los ecomuseos nacen en el año 1971, y su precursor fue el museólogo Hugues de Varina, quien replantea el concepto de museo como ecomuseo, la colección como patrimonio, el contenedor como territorio y al público como la comunidad.

Dichos conceptos plantean oportunidades expositivas en espacios abiertos orientados a la identidad de un territorio con amplitud universal. Igualmente, se empalma una voluntad política de querer afirmar una existencia y singularidad y, además los habitantes se convierten en los titulares de su cultura. Frédéric Mistral, el poeta fundador del Museo Arleten (Francia), expresa que museos de este tipo son: “La mejor lección de historia y patriotismo, de apego al terruño y amor a los antepasados que puede darse a todos”. Por otra parte dice Alpha Oumar Konaré, presidente del Consejo Internacional de Museos (ICOM): “Solo aquellos que viven de su cultura y la mantienen viva pueden pensar en nuevas estructuras autónomas”.

Un vivo ejemplo de ecomuseo es el poblado de Genalguacil, en Málaga. Tiene un programa llamado Encuentros de Arte, que convoca anualmente a artistas a visitar y producir una obra en los espacios públicos del pueblo. Asimismo, persigue la búsqueda de elementos creativos que unan el Arte con la Naturaleza.

En este “pueblo museo”, se camina por sus callejuelas empedradas y se descubre a cada paso una obra. Pueden ser pinturas en las paredes, esculturas o troncos tallados, entre otros, que se integran con el entorno. Cada detalle que compone la arquitectura y lo urbano, desde los números de las casas, nombres de las calles o bancos para sentarse, está terminado de alguna manera artística u original. Así, el pasear por las calles da la sensación de pasear por una galería de museo.

JPEG - 37.8 KB
Esculturas de Genalguacil, Málaga Creative Commons Attribution 2.0 -Teclasorg