Historia de la medicina

Historia

Dr. Ramón Suárez,

hematólogo y cardiólogo El Dr. Ramón Suárez ha sido uno de los más eminentes y distinguidos

El Dr. Ramón Suárez ha sido uno de los más eminentes y distinguidos profesionales médicos de Puerto Rico. Fue un líder del sistema de salud, dirigió hospitales, la Asociación Médica, el Tribunal Médico, tuvo una amplia labor en el campo de la investigación y continúo parte de la obra del Dr. Ashford habiendo tenido una participación importante en los estudios de anemia y esprue tropical.

JPEG - 2.5 KB
Norman Maldonado MD
Hematólogo-Oncólogo Ex Presidente de la Universidad de Puerto Rico

Ramón M. Suárez Calderón nació en Loíza Aldea en 1895. Luego de terminar la escuela en la Central High en Santurce fue a estudiar Medicina a los Estados Unidos al Medical College of Virginia donde obtuvo su diploma en 1917. Luego decidió ir a trabajar como médico a una central azucarera en la Republica Dominicana.

Inicio de su actividad profesional en Puerto Rico

En 1920 retornó a Puerto Rico donde inicialmente su actividad profesional fue mayormente con niños. En el año 1928 fue designado director médico del Hospital Municipal de San Juan. Además fue nombrado a la facultad de la Escuela de Medicina Tropical, fue electo Presidente de la Asociación Médica de Puerto Rico y fundó su propio hospital, el Hospital Mimiya. Le dio ese nombre en memoria de su hija Mimiya que había fallecido de leucemia cuanto tenía 5 años de edad.

Los años 1930s

En el año1932, el Dr. Suárez fue nombrado al Tribunal Examinador de Médicos de Puerto Rico, posición que mantuvo por 14 años y del cual llegó a ser Presidente.

En la Escuela de Medicina Tropical trabajó junto al Dr. Ashford. Con él trató y realizó trabajos de investigación en pacientes afectados por anemia y esprue tropical. En 1934 el Dr. Ashford lo recomendó como Fellow del American College of Physicians y luego fue el primer puertorriqueño en ser Gobernador del College of Physicians en la isla. Cuando fallece el Dr. Ashford, él fue su sucesor en los trabajos de investigación sobre anemia. En 1938, publicó los resultados sobre los estudios de esprue tropical.

Estudios clínicos en Hematología

Muchos distinguidos médicos norteamericanos vinieron a Puerto Rico a estudiar la anemia con el Dr. Ramón Suárez. En 1940 el Dr. Suárez fue nombrado jefe de Medicina Interna de la Escuela de Medicina Tropical, posición que mantuvo hasta 1949. Allí realizó estudios sobre hipertensión arterial y sobre enfermedades cardiovasculares además de investigaciones sobre la fiebre reumática que en aquella época se decía que no se veía en la isla.

En 1945 reportó los resultados del tratamiento de esprue tropical con ácido fólico en una revista médica norteamericana. Todas estas actividades y experiencias profesionales lo convirtieron en el primer hematólogo puertorriqueño. Esto también lo llevó a ser nombrado a la Junta Editorial de la nueva revista Blood. Él fue el primer y único puertorriqueño en esa publicación.

Escuela de Medicina

El Dr. Ramón Suárez formó parte del comité nombrado por el Rector Jaime Benítez para establecer una escuela de Medicina en Puerto Rico, junto con el Dr. Oscar Costa Mandry y el Dr. Manuel de la Pila Iglesias. Ellos emitieron un informe favorable. Sin embargo cuando el Rector Benítez logró que se estableciera la Escuela de Medicina en el local de Medicina Tropical, el Dr. Suárez junto con el Dr. Pablo Morales Otero, anterior Director Medico y el Dr. Arturo Carrión, un eminente dermatólogo, renunciaron a la Escuela.

Estudios en Cardiología

El Dr. Suárez se dedicó a la Cardiología y fundó en el Hospital Mimiya un Centro de Investigaciones Clínicas desde donde continuó el desarrollo de estudios de investigación. Tuvo en este campo una prolífica actividad llegando a publicar 155 artículos científicos en revistas médicas prestigiosas. El Dr. Suárez fue elegido como miembro de un selecto grupo de profesionales médicos agrupados en la Association of American Physicians. Él fue el único puertorriqueño que perteneció a esta asociación hasta que en 1971 se eligió al Dr. Mario Rubén García Palmieri.

Retorno a la Escuela de Medicina

El Dr. Ramón Suárez regresó posteriormente a la Escuela de Medicina. Con frecuencia nos traía nuevos medicamentos que empleábamos en los estudios de investigaciones clínicas. De esa manera en Puerto Rico realizamos trabajos pioneros en enfermedades como el mieloma múltiple, para cuyo tratamiento empleamos el Alkeran. Podíamos disponer de estas muestra y utilizarlas en la terapia gracias a que él las lograba obtener.

Maestro y humanista

Los médicos jóvenes lo veíamos como un caballero y como un profesor muy atento con nosotros. Tuve oportunidad de trabajar con él en estudios clínicos y de visitarlo con frecuencia en su oficina del Hospital Mimiya. Recuerdo las veladas durante las convenciones de aquellos tiempos y su charla amena e interesante, no solo sobre el campo médico sino sobre temas interesantes, frecuentemente relacionados con la historia de Puerto Rico. En una ocasión en Atlantic City, él invitó al grupo a platicar en su cuarto. Entre los muchos temas que hablamos, recuerdo que lo que más me impactó fue su anécdota del origen de muchos puertorriqueños. Él nos dijo que había muchos con ascendientes de origen judío y que los Suárez eran originalmente Schwartz y que para escapar de la Inquisición se llamaron Suárez. Y que otros mucho apellidos como de la Cruz o Pérez de la Cruz eran de origen judío y los habían cambiado considerando o añadiendo algo que los identificara como convertos al cristianismo. Por otro lado, él era un ferviente católico practicante.

Reconocimientos y vigencia

Durante su carrera profesional le tocó atender a las personalidades más prominentes de la isla. Él fue el médico de don Pablo Casals y de don Luis Muñoz Marín. En 1983 el Boletín de la Asociación Médica de Puerto Rico fue dedicado al Dr. Ramón Suárez. Por otro lado, una de las más modernas y emblemáticas instituciones hospitalarias de Puerto Rico, el Centro Cardiovascular y del Caribe lleva su nombre. El Dr. Ramón Suárez fue un insigne médico y distinguido ciudadano de Puerto Rico y del mundo.