Temas de interés

Temas de interes / Espacio, Diseños y Arquiectura

Diseños simples y abstractos que impresionan: El ejemplo de I. M. Pei

JPEG - 7 KB
Cristina Villanueva-Meyer, M Arch
[email protected]

Durante mis estudios de Arquitectura, al hacer el programa de intercambio en China, el primer lugar que visitamos y analizamos fue Hong Kong. Uno de los edificios que más impresiona allí es la torre del Banco de China, que diseñó I. M. Pei. Desde la entrada a la isla de Hong Kong se pueden apreciar la forma esbelta de esta torre y su diseño de forma abstracta que, con líneas sutiles, da la impresión de querer seguir subiendo para así tener mayor altura.

Ieoh Ming Pei nació en 1917 en China y adoptó la ciudadanía estadounidense. Es uno de los arquitectos de mayor trascendencia y reconocimiento en el mundo. I. M. Pei, quien ganó el premio Pritzker en 1983, busca en sus proyectos la pureza de las líneas y la funcionalidad, utilizando formas abstractas en sus diseños para que estos sean originales y únicos. En sus edificaciones, utiliza mayormente materiales fríos como el acero, el cemento y el vidrio. Los usa de tal manera que logra una impresión inmediata en quienes ven sus obras.

JPEG - 81.2 KB
Bank of China Tower; I.M. Pei. Foto: Enoch Lau, 2005; creative commons 3.0

Entre sus proyectos más conocidos, están la torre del Banco de China en Hong Kong, la famosa Pirámide del Museo de Louvre en París, Hanckok Place en Boston o Rock & Roll Hall of Fame en Cleveland.

El Banco de China llega a tener una altura de 315 metros y es uno de los cinco edificios más altos de Hong Kong. Se trata de un edificio compuesto de estructuras metálicas en forma de X y un gran muro cortina. Llegó a ser el primer edificio que superó en 1990 la marca de los 305 metros de altura que tenía el edificio más alto de los Estados Unidos.

Hoy en día, es visto como uno de los íconos más importantes de Hong Kong, a pesar de haber sido criticado al inicio por las normas del Feng Shui, razón por la que el diseño original tuvo que ser modificado para adecuarse a esos criterios. Destacando la expresión estructural Pei logra una edificación que tiene gracia y que atrae a través de la sencillez de su diseño.

Se puede decir que los diseños simples y suaves son la base para un reconocimiento favorable o exitoso en la ciudad, ya que estas obras logran impresionar desde el primer momento a quienes las observan.