Suplemento Sociedad Puertorriqueña de Endocrinología y Diabetología (SPED)

Diabetes gestacional*

JPEG - 4.1 KB
Jorge de Jesús, MD, FACE
Endocrinólogo Ex-Presidente Sociedad Puertorriqueña de Endocrinología y Diabetología

La diabetes gestacional complica del 2% al 10% de los embarazos, dependiendo la población estudiada.

Definición y diagnóstico

La definición clásica de diabetes gestacional ha sido: intolerancia a la glucosa que se desarrolla o identifica por primera vez durante el embarazo. Esta definición ha sido facilitadora, porque ha permitido un enfoque uniforme a un problema muy complejo. Sin embargo, tiene limitaciones que han creado discusión y la necesidad de llegar a un consenso en las organizaciones que llevan el liderato en esta materia. De hecho, los Institutos Nacionales de Salud tienen programada una reunión para discutir estos temas.

El problema de la obesidad a nivel mundial aumenta en proporciones epidémicas y el número de mujeres con diabetes tipo 2 en edad reproductiva ha aumentado grandemente. Muchas de ellas, no diagnosticadas, al quedar embarazadas tendrán su primer encuentro con el diagnóstico de diabetes. Estos casos no se deben considerar como diabetes gestacional, como se hacía antes.

Por esto es razonable –desde el punto de vista médico– diagnosticar a estas gestantes en su primera visita prenatal, poniendo el énfasis en las mujeres con alto riesgo para desarrollar la enfermedad:

  • Mujeres obesas;
  • Historial familiar de diabetes;
  • Ser de grupos étnicos de alta riesgo para diabetes;
  • Historial de ovario poliquístico;
  • Historial previo de diabetes gestacional;
  • Haber tenido bebes de más de nueve libras de peso;
  • Condiciones asociadas y/o exposición a fármacos que aumenten los niveles de glucemia.

Complicaciones por la diabetes

La elevación de la glucosa en el embarazo se asocia a complicaciones en la madre y en el bebe. Esto ha llevado a que Asociación Americana de Diabetes revisen los criterios para diabetes gestacional:

  • En gestantes que pertenecen a grupos de alto riesgo se hace la prueba de detección en la primera visita;
  • En embarazadas sin antecedentes de diabetes se hace la prueba de tolerancia a glucosa con 75 g de glucosa, en la mañana y con 8 horas de ayuno, y se toman muestras: en ayunas, a 1 y 2 horas.

Rango referencial de glucosa plasmática:

  • En ayunas: ≤ 92 mg/dl
  • 1 hora: ≤ 180 mg/dl
  • 2 horas: ≤ 153 mg/dl

Un solo valor anormal hace el diagnóstico (ADA Standards Medical Care, 2013). Cuando se confirma diabetes gestacional, se le da seguimiento a las 6 a 12 semanas de gestación y se utilizan los criterios diagnósticos para diabetes en adulto no gestante.

Las mujeres con historial de diabetes gestacional se deben evaluar de por vida. En las décadas siguientes al diagnóstico de diabetes gestacional la probabilidad de desarrollar diabetes 2 aumenta significativamente. Estas pacientes deben cambiar su estilo de vida y ejercitarse frecuentemente.

Dependiendo del criterio de su médico, la metformina podría utilizarse en ciertos casos, de no haber contraindicaciones. Los bebes que nacen de madres que han tenido diabetes gestacional también tienen un mayor riesgo de desarrollar obesidad y diabetes tipo 2 en la vida.

Con los nuevos criterios publicados, aumentará el diagnóstico de diabetes gestacional. Estos criterios solo adquieren valor cuando son aceptados y puestos en práctica por el clínico más cercano a la gestante. De hecho, una intervención antes de la gestación sería el mejor paso, pero la realidad es que son pocas las mujeres que visitan al médico con la intención de estar medicamente óptimas para una gestación futura.

Comentario

La mujer con diabetes gestacional tiene alto riesgo de enfermedad cardiovascular. En el embarazo aumentan los factores de riesgo que alteran la salud endotelial, lo que persiste después de que la glicemia se haya normalizado y luego del embarazo. Esperamos que en las próximas reuniones de consenso se logren conclusiones que beneficien aún más a nuestras pacientes y generaciones futuras.

*Articulo basado en las recomendaciones de la Asociación Americana de Diabetes-2013).