Artículos Médicos

SALUD MENTAL

Crisis económica y suicidio

JPEG - 5.9 KB
Héctor O. Rivera González, MD
Psiquiatra Presidente del Sub-Comité de Derechos Humanos Fundación, Colegio de Médicos-Cirujanos de Puerto Rico

Suicidio, depresión e historial psiquiátrico

Las cifras estimadas señalan que dos terceras partes de quienes se suicidan sufrían depresión y que sus parientes tenían un riesgo cinco veces más alto de una tendencia suicida. También, cerca del 90% de los suicidas tienen historial psiquiátrico (depresiones, adicciones y ansiedad).

El número de suicidios, a nivel mundial, supera el millón de casos y representa cerca del 1,8% de todas las muertes. Por frecuencia, es la segunda causa de muerte, luego de los accidentes en carretera, en personas entre los 10 y 24 años. De cada 5 muertes por suicidio, 4 son varones.

El alcohol, las drogas, el acoso escolar, la violencia doméstica, la enfermedad mental y el desempleo, todas interactuando, pueden ser detonantes suicidas. Muchas religiones lo consideran un pecado, en muchos países se clasifica como delito y, por otro lado, en algunas culturas –sobre todo orientales– se le ve como una forma honorable de escapar a la humillación.

Suicidio y crisis económicas

En 2009, la revista The Lancet publicó un estudio sobre la mortalidad en 26 países europeos durante las crisis económicas de las pasadas tres décadas (abarcando el periodo 1970-2007). En ese estudio, se demostró un aumento en la tasa de suicidios entre los menores de 65 años, pertenecientes a la fuerza laboral; en cambio, hubo una disminución de los accidentes en carretera.

Desde 2009, con la crisis bancaria internacional se incrementó el desempleo en forma vertiginosa, en un 35% sobre las cifras de 2007. La tasa de suicidio ha aumentado entre el 5% y el 17% en 9 de los 10 países europeos estudiados, en la población menor de 65 años, en el periodo entre 2007 y 2009. Del mismo modo, se replicó el hallazgo de la disminución de los accidentes en carretera.

Suicidio y desempleo

Muchos estudios han correlacionado las crisis económicas con el aumento de muertes por suicidio, en una proporción del 0,8% de aumento en la tasa de suicidio por cada 1% de aumento en el desempleo. Esta misma relación con el desempleo se presenta con los trastornos mentales como depresión y ansiedad, entre otros.

Postura de la OMS
Estos hallazgos llevaron a la OMS, en el Día de la Salud Mental 2012, a advertir sobre la influencia de las causas económicas, del desempleo y de la falta de pagos como las principales causas de suicidio.

Problema global
Algunos casos muy llamativos son los de Grecia e Irlanda, países donde el número de casos de suicidio ya superó al de los accidentes de carretera, como causa de muerte.

En España, las cifras de suicidio de 2011 y 2012 han aumentado a tal nivel que ya es la tercera causa de muerte luego de las cardiovasculares y el cáncer. La crisis económica como causa de suicidio fue reconocida en el último Congreso Nacional de Psiquiatría de España, celebrado en Bilbao en 2012. Así, se le responsabiliza del 32% de los suicidios.

En México, la tasa de suicidios aumentó en una década en un 74% entre los jóvenes de 15 a 24 años, siendo la tercera causa de muerte en este grupo.

Grecia tenía una de las tasas de suicidio más bajas del mundo y ahora es la más alta de Europa, habiendo aumentado en un 40% en los últimos 2 años. En Italia, donde se reportan 2 suicidios en promedio al día, hubo un aumento del 37,3% de suicidios entre los desempleados, en el periodo 2008-2009. Así, se determinó un promedio de 18,4 suicidios por cada 100 000 desempleados, frente a 4,1 en cada 100 000 empleados (diferencia de más del 400%). Los suicidios por razones económicas aumentaron en un 67,8% en 2009 con respecto a 2007.

Se han organizado marchas multitudinarias: “No más suicidios”. Se ha acuñado el concepto de “Suicidio económico”, cuyas víctimas típicas son empresarios endeudados, jubilados retirados con pensiones reducidas o sin pensiones y jóvenes desempleados.

En los Estados Unidos, en la Gran Depresión de 1929, la tasa de suicidio casi se duplicó. En la actualidad, la tasa de suicidios entre los desempleados y los que no tienen pensión se ha elevado casi en un 30%. La correlación estadística entre el suicidio y el desempleo está científicamente probada.

Comentario sobre Puerto Rico

En lo que corresponde a nuestra “Isla del Encanto”, sabemos que no somos ajenos a esta crisis económica y social, caracterizada principalmente por el desempleo y la criminalidad.

El continuo deterioro exponencial de la calidad de vida, de nuestra seguridad y de nuestra salud física y mental, exige un cambio radical de nuestra visión y de la actitud de los servicios sociales, y más específicamente en el área de los servicios de salud.

En ese aspecto, es importante que se refuercen los servicios salubristas básicos necesarios para proteger a nuestra población.