Suplemento Patología

Consultas intraoperatorias

(frozen sections, biopsias por congelación)

JPEG - 4.8 KB
Elba Torres-Matundán, MD, FCAP, FASCP
Patóloga Oncóloga y de Mama Directora y Jefa del Servicio de Patología de Mama Puerto Rico Pathology

Las consultas intraoperatorias son parte de la rutina de la actividad del patólogo. Ante una solicitud de atender este tipo de casos, debemos proceder con prontitud para el mayor beneficio del paciente.

Importancia de la consulta intraoperatoria

Un cirujano puede requerir la presencia de un patólogo durante cualquier proceso operatorio para que este emita un diagnóstico provisional durante la operación. Para emitir ese diagnóstico, el patólogo analiza tejido que el cirujano extrae del paciente. Este proceso ocurre mayormente en casos en que se deben identificar márgenes, determinar metástasis o para el diagnóstico de un tumor. En base al diagnóstico preliminar o provisional que emita el patólogo, el cirujano determina si debe continuar la operación.

Preparación para la consulta

Mientras el cirujano opera, el patólogo se prepara en una sala aparte para el análisis del tejido. Allí debe contar con los instrumentos de patología necesarios, como criostato (para los cortes), microscopio y reactivos. Es muy útil tener comunicación telefónica con las salas de operaciones, ya sea para preguntar detalles o para comunicar su diagnóstico.

El tejido tiene que llegar al patólogo en estado fresco, sin fijación alguna. También debe llegar con una hoja de requisición, rotulada y con los siguientes datos:

  • ­Al menos dos identificadores del paciente (ejemplo: nombres y dos apellidos, número de récord médico, fecha de nacimiento);
  • ­Muestra identificada con su lateralidad (ejemplos: pulmón izquierdo, hígado, nódulo);
  • ­Historial clínico pertinente; y
  • ­Nombre del cirujano y su teléfono.

El cirujano debe estar disponible en todo momento por si el patólogo necesite hacer alguna consulta. Del mismo modo, la cirugía no debería de culminar hasta que el patólogo haya terminado su estudio y lo haya notificado al cirujano.

El diagnóstico intraoperatorio

Para emitir una opinión diagnóstica, el patólogo examina primero visualmente el tejido y determina qué parte congelará para estudiar al microscopio. En el proceso, el tejido puede medirse, pesarse o teñirse. El patólogo pone la parte a examinar en el criostato, donde la congela y realiza un corte adecuado, de 4 a 5 micrones, que traslada a una laminilla. Esta se procesa con diferentes reactivos y tinciones, y al final se estudia al microscopio. De acuerdo a las guías del Colegio Americano de Patólogos, esto no debe durar más de 20 minutos pues, mientras tanto, el paciente está bajo anestesia en plena cirugía.

Concordancia en diagnósticos

Tal como hemos mencionado, el patólogo examina durante la consulta intraoperatoria una muestra representativa del tejido recibido, el cual pasa por el procedimiento arriba descrito. Es inherente a este proceso que parte del tejido a cortarse se pierda. Por lo tanto, es posible también que el resultado intraoperatorio pueda variar una vez que se hagan las secciones permanentes del tejido fijado.

Otras razones que pueden explicar diferencias entre el resultado intraoperatorio y el informe final son:

  • Que la muestra que llega al patólogo no sea representativa de la condición clínica;
  • ­Que la parte de interés de la muestra no sea recuperada durante el proceso de corte de tejido;
  • ­Que el patólogo no congele la mejor muestra; o
  • ­Que la parte de interés sea tan pequeña que solo esté en la parte congelada y no en el resto.

También, hay algunos casos en que el patólogo entiende que las células examinadas en el tejido congelado son atípicas, por lo que requiere diferir el diagnóstico ya que una opinión rápida podría llevar a un error que impactaría negativamente en el diagnóstico del paciente. Según guías, los casos que difieren no pasan del 8%.

No en todos los casos se congela el tejido. En algunos casos, dependiendo del tipo de tejido y/o de la experiencia del patólogo, se pueden usar los métodos de touch prep (impronta por presión) y smear (extendido), como en los ganglios centinelas. Los estudios han demostrado que ambos métodos son equivalentes.

Comentario

En muchas ocasiones, las consultas intraoperatorias permiten salvar vidas, pues gracias a este proceso se logran resultados inmediatos que dan al cirujano una mejor idea sobre la condición del paciente, lo que puede resultar en tratamientos más certeros para enfrentar las enfermedades en formas más efectivas.

Ganglio centinela positivo (detectado solo bajo el método de “touch prep”).

  1. Grupo de células neoplásicas (visto solamente en la laminilla de “touch pep”).
  2. El mismo grupo de células neoplásicas (confirmadas con tinción especial –citoqueratina- ya que en el tejido permanente no estaban).