Temas de Interés

Como ser un facilitador exitoso

JPEG - 9 KB
Dr. J.R. Román
www.motivando.com jrromanmotivando@gmail.com

Un facilitador es un agente de cambio, es alguien que tiene la capacidad de influenciar, inspirar, motivar e inducir a las personas a que puedan desarrollarse y alcanzar sus metas. Sabe cómo organizar y coordinar las herramientas, los recursos y la energía de las personas para que logren desarrollar sus destrezas. Es una persona que levanta el espíritu de su equipo de trabajo para que convierta en acción sus pensamientos y sentimientos. Un buen facilitador tiene un propósito bien definido y es una persona íntegra, con confianza en sí mismo y en su equipo, desarrolla pasión por lo que hace, es entusiasta, motiva y es un buen conciliador.

El facilitador sabe encausar las energías para que las personas sean exitosas en lo que hacen y sean más productivas. Una persona motivada puede aumentar su productividad y el facilitador puede cambiar las actitudes negativas de su equipo para mejorar la productividad. ¿Pero, qué es productividad? La podemos definir como la relación entre la cantidad de bienes y servicios producidos y la cantidad de recursos utilizados. Hoy en día, las organizaciones competitivas consideran en su desarrollo la importancia de calidad, producción, tiempos, eficiencia, innovación, nuevos métodos de trabajo, tecnología, entre otros.

El facilitador sirve para orientar y motivar a las personas a enfocarse en sus fortalezas. En una institución o en una empresa son las personas –su capital humano– el elemento fundamental. Por eso, la inversión que se realice para capacitar a este personal y prepararlo mejor tiene una relación directa con los resultados del trabajo. Un personal adiestrado en la administración de tiempo, comunicación, trabajo en equipo, servicio al cliente, relaciones interpersonales, tecnología, es más productivo que un personal que no tiene esas destrezas. Los programas de adiestramiento mejoran la productividad, a pesar de tener un costo.

El facilitador que busque motivar a su equipo en ser más productivo debe enfocarse en sus fortalezas. Las teorías humanistas sostienen que el trabajador más satisfecho es quien satisface más sus necesidades psicológicas y sociales en su empleo, por lo que suele poner mayor dedicación en su trabajo. El facilitador debe identificar lo que motiva a su equipo. ¿Qué necesita o desea? ¿Cuáles son sus inquietudes? ¿Cuáles son los obstáculos que dificultan llegar a las metas? Un facilitador debe ser responsable y honesto, tener buena capacidad de comunicación, respetar a los demás, tener buena actitud, sentido de integración, flexibilidad, metas específicas y conocer sus fortalezas, ser sincero, cooperador, saber trabajar en equipo, mostrar interés por los demás, además de tener confianza en su equipo y en sí mismo.

No podemos cambiar las actitudes de las personas si no modelamos un buen facilitador. Esto puede requerir un entrenamiento estructurado para desarrollar destrezas de comunicación, aprender a entrenar, adiestrar y fortalecer la capacidad de liderazgo. Una institución o empresa que aspire a ser o mantenerse como líder debe desarrollar un buen equipo de facilitadores para alinear el propósito, la visión y los valores de su equipo. En los tiempos de cambios que vivimos se debe contar con un equipo motivado, apasionado y comprometido con el servicio que se ofrece. Así se hará la diferencia y se pavimentará el camino para seguir influenciando y sirviendo a las futuras generaciones. ¡Hoy, aquí y ahora, comienza el cambio!