Temas de interés

Mariana García Benítez

¿Cómo iniciar una colección de arte?

GIF - 316 bytes
Mariana García Benítez
Periodista y estudiante de Literatura Latinoamericana en la Universidad Nacional Autónoma de México
mar_y_anadar@yahoo.com

El arte es siempre una buena manera de enriquecer la vida personal. Las obras que nos acompañan en la oficina o en nuestros hogares llenan las paredes de presencias que enaltecen nuestro entorno cotidiano y que nos ofrecen una nueva manera de apreciar lo que nos rodea. Las obras de arte, con su estética particular, tienen la capacidad de enseñarnos a ver más allá de lo evidente. Además al rodearnos de arte experimentamos la belleza creada por los seres humanos.

Si a usted le interesa comenzar a comprar arte he aquí algunas de las consideraciones que debe tomar en cuenta.

JPEG - 14.1 KB
"Cuevilla 307", del artista puertorriqueño Lorenzo Homar, Colección Andreu Pietri

Primero que nada: nunca olvide que son sus gustos y búsquedas personales las que deberán ser colmadas por las piezas que usted adquiera. Si desea acercarse al arte es importante que visite las galerías locales para observar en vivo y en directo el trabajo de los artistas del país expuesto en estos espacios. Es importante apreciar la obras de arte directamente, tener un encuentro personal con ellas y de esta manera encontrar cual de las piezas le conmueve y le hace experimentar esa misteriosa identificación con lo que observa.

JPEG - 13.5 KB
"The heart of old San juan" del artista Peter Doig Colección de Mima y César Reyes

Por otro lado tenga en cuenta que coleccionar significa también seguir de cerca el desarrollo de las carreras de los artistas de su generación. En este sentido usted debe visitar, además de galerías, los museos de la isla. En ellos podrá relacionarse con la programación artística que ofrecen estas instituciones. Tomando en consideración las recomendaciones mencionadas anteriormente es esencial que usted lea reseñas de revistas dedicadas al arte además de comprar libros sobre este tema.

Contrario a lo que se pudiera pensar, a la hora de adquirir una obra de arte, muchos de los coleccionistas más serios de la isla se acercan al trabajo plástico en una búsqueda por satisfacer sus curiosidades estéticas y finalmente encontrar disfrute y placer en las obras que los acompañarán diariamente en sus hogares.

(Agradezco a los coleccionistas José Andréu y César Reyes por su colaboración en este artículo).