Carta del Editor

Buscando soluciones en armonía

JPEG - 2.9 KB
Marco Villanueva-Meyer, MD
mvm@revistagalenus.com

Una de las características de la mayoría de personas, familias, instituciones y empresas exitosas es la armonía, y el saber unir esfuerzos y criterios para impulsar alguna tarea o algún proyecto en una dirección positiva o válida. Por otro lado, uno de los factores que con mayor frecuencia afecta esa armonía son los egos de las personas involucradas. Puede tratarse de intereses materiales o beneficios personales, pero mucho más frecuente es el simple hecho de querer imponerse y demostrar que uno tiene poder. Una de las características de los verdaderos líderes es lograr controlar el ego propio y saber encausar las energías de los demás en dirección al objetivo.

Recuerdo al jefe del servicio hospitalario en el que trabajaba en mi tesis doctoral. Además de ser un experto internacionalmente reconocido, él tenía la sabiduría para hacer que todos en su equipo dieran lo mejor de cada uno. No se le veía mucho, pero sí cuando era necesario. No entraba en pequeños “conflictos domésticos”, pero sí, cuando las cosas se complicaban, lograba encontrar una salida positiva a todo, con la sabiduría de emplear pocas y acertadas palabras.

En momentos como el actual en Puerto Rico, donde nuestras administraciones y líderes tienen que buscar grandes soluciones, es importante que sepan hacerlo en armonía y proyectar en forma adecuada los objetivos de sus gestiones. Si esos objetivos son claros y sencillos, las soluciones se podrán alcanzar bien y contarán con gran apoyo. Si más bien no se considera la armonía y se imponen los egos, se podría estar perdiendo valioso tiempo.

En este número de Galenus hay información útil y práctica. Uno de los artículos de historia destaca cómo con energía y buena voluntad se pudo solucionar una situación crítica y cómo la lucha de los egos creó un conflicto. Y en el artículo sobre el Dr. Papanicolaou vemos cómo su gran persistencia y los objetivos claros lo llevaron a hacer extraordinarias contribuciones, pero el factor más destacable fue la gran armonía que tuvo con su esposa Mary, con quien trabajó por décadas. Sin lugar a dudas, la armonía es también una base del principio de compartir para progresar.

¡Saludos amigos!