Artículos Médicos

Bullying: Un problema con repercusiones, riesgos y consecuencias serias

JPEG - 7 KB
Brenda E. Matos, MD, FABI
Psiquiatra General con subespecialidad en niños y adolescentes
Presidenta del Capítulo de Psiquiatría de Niños y Adolescentes del Colegio de Médicos Cirujanos de Puerto Rico
Vocal de la Academia de Psiquiatría de Puerto Rico

El bullying es una experiencia común tanto en niños como en adolescentes. Ocurre frecuentemente entre niños de escuela intermedia y niños de escuela superior. Los estudios indican que más de la mitad de los niños van a ser víctimas de bullying en algún momento durante sus años escolares y al menos un 10% será molestado de forma regular.

¿Qué significa bullying?

Es un acto de agresión repetido, intencional y coercitivo dirigido a un individuo que puede ser débil, inseguro y/o no popular. La intensión es humillar públicamente a la víctima a través de la diferencia en poder, dominio y control. La víctima es lastimada por medio de burlas, bromas, intimidación, acoso, rumores, exclusión social, entre otros. La agresión puede presentarse de forma física, verbal, con actitudes e, inclusive, hoy en día, en forma electrónica (cyberbullying : correos electrónicos, mensajes de texto, etc.).

El verdadero bully es aquel niño con tendencias psicópatas que puede terminar en serios problemas con la ley antes de llegar a la adultez. Es por definición una secuencia sadista y ruin de actividades, que toma como objeto a un individuo.

El bullying es más prevalente en niños que en niñas. El varón tiende a usar tanto la agresión verbal como física y no discrimina su ataque con el género, mientras que las niñas usan más la conducta verbal hacia otras niñas por medio de rumores, bromas, actitudes premeditadas, sobrenombres o apodos.

¿Quién puede ser víctima?

Cualquier niño o joven puede ser víctima sin importar su edad ni su género. Sin embargo, ciertas poblaciones pueden ser más vulnerables según sus incapacidades, apariencia física y otros factores, como por ejemplo la religión, el género, la raza, la orientación sexual o la situación económica.

¿Dónde puede ocurrir el bullying?

En las escuelas –baños, comedor, pasillos, autobús escolar–, en el vecindario, por internet o a través de celulares, en la casa entre hermanos o parejas, en campamentos de verano, entre otras situaciones.

¿Por qué es un problema tan importante?

Se trata de un problema común que genera un riesgo para problemas mentales o es parte de las mismas condiciones psiquiátricas. Es reconocido como un problema que afecta el bienestar emocional y social.

El 80% de los niños bullies va a terminar siendo adultos bullies.

Las víctimas experimentan un sufrimiento que interfiere con su desarrollo social, emocional y académico. Este sufrimiento puede ser tan grande que puede llevar a situaciones extremas como conductas suicidas para “acabar” con el acoso. El Cirujano General de los Estados Unidos reportó que entre los años 1980 y 1996, el número de suicidios en personas de 15 a 19 años aumentó en un 14%, mientras que para las edades de 10 a 14 años aumentó en un 100%. El Human Right Watch señala que los adolescentes homosexuales tienen un mayor riesgo de presentar conductas suicidas debido al bullying crónico.

Los bullies tienen un mayor riesgo de mostrar problemas de conducta (peleas), de cometer crímenes, de abusar del alcohol y las drogas y de abandonar la escuela. Los bullies pueden haber sido víctima de abuso físico como también de bullying. Los padres de los bullies frecuentemente son agresivos y manejan sus frustraciones por medio de la violencia. Usualmente, la disciplina aplicada a estos niños es más física y el 50% viene de hogares abusivos. Un bully identificado a los 8 años tiene seis veces mayor riesgo de ser convicto de un crimen a los 24 años y cinco veces mayor riesgo de terminar con un record criminal serio a los 30 años. El bully puede mostrar manifestaciones psiquiátricas tales como: trastorno de conducta, trastorno desafiante oposicional, depresiones y déficit de atención/hiperactividad, entre otros.

Por otro lado, las víctimas de bullying presentan altos niveles de ansiedad, quejas somáticas, depresiones, problemas alimentarios, fugas, ausentismos a las escuelas, uso de alcohol y drogas y autoagresiones incluyendo conductas suicidas. Las víctimas tienden a ser pasivas, carecen de destrezas de autodefensa y asertividad, son solitarias e inseguras.

Un estudio realizado por la Universidad de Indiana, a 558 estudiantes de 6º a 8º grado, encontró que los bullies pasan más tiempo viendo televisión de contenido violento, se portan mal en el hogar, pasan menos tiempo con sus padres y carecen de rol models positivos, tanto de adultos como de de sus pares. También se encontró que un 36% de estos menores provenían de hogares de un solo padre y que el 32% provenían de hogares reconstituidos.

Comentario

Bullying es un problema que puede tener consecuencias importantes en el desarrollo y en la vida de nuestros niños y jóvenes. Es importante la evaluación e intervención tanto al bully como a su víctima debido a las implicaciones emocionales, sociales, académicas y legales.

* Nota del editor: en este artículo hemos preferido dejar las palabras bullying y bully por su uso frecuente en todo el mundo. En español, se puede expresar con distintos términos: abuso, maltrato, hostigamiento, entre otros.