Temas de interés

Temas de interés

Beneficios de un regenerador intestinal con doble acción

Los médicos de cuidado crítico están muy conscientes de la necesidad de mantener una óptima salud gastrointestinal en sus pacientes. El estrés metabólico, la medicación, la nutrición parenteral y una ingesta disminuida de nutrientes ponen a estos pacientes en alto riesgo de atrofia de las vellosidades intestinales, de aumento en la permeabilidad de la mucosa intestinal y de resultantes complicaciones sépticas.

Para el apoyo del paciente catabólico, se recomienda productos nutracéuticos terapéuticos. Este es el caso de la glutamina de calidad grado farmacéutico y un probiótico superior como Lactobacillus reuteri.

El suplemento de glutamina provee el combustible oxidativo primario para enterocitos, lo cual ayuda a mantener la óptima integridad del intestino. También ayuda a disminuir el riesgo de las infecciones, estimula la curación de las heridas y minimiza el desgaste muscular.

El probiótico superior, Lactobacillus reuteri en dosis terapéutica favorece a la flora intestinal y mejora la tolerancia alimenticia mientras refuerza la función inmune global. Este probiótico es de fuente humana, estable en ácidos y sales biliares y coloniza fácilmente el intestino. También produce y propaga reuterina, un antimicrobiano natural que ataca a los patógenos pero no a las bacterias benéficas, lo cual ayuda a combatir infecciones gastrointestinales.

Esta terapia de doble acción está indicada no solo para los pacientes de cuidado crítico, sino también para la malabsorción intestinal, el síndrome diarreico, diarreas infecciosas y secundarias asociadas a la antibioticoterapia, radiación y quimioterapia. Actúa de manera efectiva sobre la causa de la diarrea, mientras previene el deterioro nutricional manteniendo la integridad anatómica y funcional del intestino.

(Artículo suministrado)