Suplemento Especial: Médicina Deportiva

Avances en la cirugía artroscópica del hombro:

Más indicaciones y mejores resultados

JPEG - 4.2 KB
Carlos J. Pérez López MD
Cirujano Ortopeda - Subespecialista en Artroscopía y Medicina Deportiva Mayagüez Orthopedics www.ortopr.com 787.652.3800

La práctica de la medicina evoluciona y buscamos la forma de tratar a nuestros pacientes con procedimientos innovadores, menos invasivos y a la vez más eficaces. El avance en los procedimientos artroscópicos es uno de los adelantos más grandes en la ortopedia moderna. Así también se ha progresado mucho en el campo de la artroscopía de hombro. Se han desarrollado nuevas técnicas y los instrumentos actuales nos permiten hacer procedimientos que antes no imaginábamos. La meta de la artroscopia del hombro, como procedimiento mínimamente invasivo, es igualar o mejorar los resultados de las cirugías tradicionales abiertas, con menos dolor y morbilidad.

Ventajas e indicaciones

La artroscopía tiene una gran ventaja en la evaluación y diagnóstico de la patología del hombro, ya que permite una excelente visualización dinámica de las estructuras, aún mejor que de manera abierta. Gracias a la cirugía artroscópica podemos entender mejor esta articulación tan compleja. Con la artroscopía del hombro se puede diagnosticar patologías que antes no se conocían, como la lesión de labro superior (SLAP tear)1 y variantes anatómicas normales como Buford complex del ligamento medial gleno-humeral2.

Las indicaciones para artroscopía de hombro siguen aumentando. Problemas del manguito rotador (rotator cuff) tales como el síndrome de pinzamiento (impingement syndrome), roturas parciales y roturas masivas, manejo de dislocaciones, resecciones de hueso, desbridamientos, descompresión de nervios, biopsias, liberación de cápsula para contracturas, patologías del bíceps y labro y hasta manejo de infecciones.

JPEG - 23.7 KB
Figura 1 Imagen artroscópica mirando desde un portal lateral hacia el anclaje del manguito rotador. La imagen (a) muestra una rotura completa del tendón supraespinoso e infraspinoso (*) separado del hueso (+) de la tuberosidad mayor del húmero. La imagen (b) muestra una reparación muy segura de los tendones utilizando anclas con suturas.

Usos más comunes de la artroscopía

El dolor de hombro es una queja muy común en los consultorios médicos. Un grupo de cuatro músculos con sus tendones, conocidos como el manguito rotador, son esenciales para la función del hombro. Una patología de estos tendones suele ser la causa más común de dolor en pacientes sobre los 40 años. Con la artroscopía de hombro se puede tratar la mayoría de los problemas del manguito rotador. Las roturas de estos tendones son comunes y causan mucho dolor y pérdida de función.

La reparación artroscópica de tendones del manguito rotador ha probado ser muy efectiva. Las técnicas modernas permiten hacer una reparación sólida y tratar otras patologías en la misma cirugía (Figura 1). Los estudios que comparan las técnicas tradicionales abiertas con las artroscópicas suelen tener resultados similares a largo plazo con una tendencia a alcanzar las metas de rehabilitación más temprano en los pacientes operados por artroscopía3.

En ocasiones, los tendones del manguito rotador se inflaman y/o degeneran por razones intrínsecas o por tener contacto patológico con estructuras óseas o tejidos blandos vecinos. Esto causa tendinitis, bursitis subacromial y síndrome de pinzamiento. Cuando se agotan las alternativas de tratamiento no invasivo, la artroscopía del hombro ha probado ser muy eficaz en aliviar la presión y el contacto que estas estructuras ejercen sobre los tendones del manguito rotador, proporcionando gran alivio (Figura 2).

Las dislocaciones recurrentes de hombro causan mucho daño a la articulación. Mientras más eventos de inestabilidad haya, más se afecta el cartílago articular y se desgasta el hueso a nivel del glenoide y del húmero proximal. Con procedimientos de estabilización artroscópica se logra reparar el labro glenoideo y la cápsula. Estos procedimientos son tan efectivos como los abiertos para devolver estabilidad a la articulación4.

JPEG - 24.4 KB
Figura 2 Imagen artroscópica mirando desde un portal posterior en el espacio subacromial. En la imagen (a) un espolón (*) se proyecta desde el acromion. Esto ha causado pinzamiento a los tendones del manguito rotador ubicados a nivel inferior del espolón. La misma imagen del paciente, pero luego de una descompresión subacromial (b) muestra un acromión liso (+), proveyendo más espacio para el manguito rotador.

El futuro de la artroscopía de hombro

El futuro de la cirugía artroscópica estará en los nuevos instrumentos que nos permitan mejor acceso y mayor capacidad de manipular los tejidos. La meta, con estos instrumentos, es poder lograr reparaciones más seguras que permitan una rehabilitación más rápida. Además, hay un auge de las tecnologías biológicas que buscan una mejor recuperación de los tejidos, lo que complementará los procedimientos artroscópicos. Hay también lentes artroscópicos tan pequeños como una aguja 18 gauge, que harán los procedimientos cada vez menos invasivos.

Comentario

Se sigue evolucionando en el manejo de patologías del hombro. La cirugía artroscópica no es una simple opción que puede ser más cosmética, sino es un método que iguala o mejora los resultados de la cirugía abierta, con menos dolor y morbilidad y una rehabilitación más rápida.

Referencias

  1. Snyder SJ, Karzel RP, Del Pizzo W. SLAP lesions of the shoulder. Arthroscopy. 1990; 6(4):274-9.
  2. Williams MM, Snyder SJ, Buford D Jr. The Buford complex. Arthroscopy. 1994 Jun; 10(3):241-7.
  3. Van der Zwaal, Thomassen BJ, NieuwenhuijseMJ, et al. Clinical outcome in all-arthroscopic versus mini-open rotator cuff repair.