Temas de interés

Lissy Marín, [email protected]

Arte

El último Cristo de Marín

LA ESTRELA DE JESUS 1999

Augusto Marín nació en San Juan de Puerto Rico en 1921 y hoy se le honra como a uno de los pintores puertorriqueños de mayor relevancia de la segunda mitad del siglo XX

Augusto Marín es uno de los más excelsos exponentes de la dimensión espiritual de la pintura puertorriqueña. Su alcance universal representa una manifestación singular en el explosivo arte contemporáneo.

No es de extrañar lo deslumbrante que resulta la primera impresión de La estrella de Jesús, una pieza cumbre de la vigorosa exploratoria de la serie de Cristos de Augusto Marín. La obra en formato de mural que ha pasado a ser conocida como El último Cristo de Marín, fue pintada por el maestro en 1999 y ha estado reservada celosamente en la colección privada del artista. Pueden observarse en la impresión que aquí hacemos de la obra, la energía y vitalidad cromática que logra una rica multiplicidad de emociones y que queda como el epítome pictórico de la visión metafísica de un artista consumado.

Los murales de Marín brindan gran carácter y belleza a edificios públicos y privados en Puerto Rico, tales como el Centro de Bellas Artes en Santurce, el condominio Surfside Mansions, en Isla Verde, el centro comercial Laguna Gardens, en Carolina, el edificio de la compañía Searle, en Caguas, y las facilidades del Colegio de Abogados, en Miramar.

Sus trabajos se han presentado en más de 50 exposiciones en Puerto Rico, México, Alemania, Mónaco y Estados Unidos, y han recibido premios nacionales e internacionales. Hoy día, Marín se exhibe en colecciones privadas y en museos como el Museo Metropolitano de Arte y el MOMA de Nueva York y los principales museos de Puerto Rico.

Augusto Marín es reconocido hoy como un emblemático y universal pintor puertorriqueño.

Las personas interesadas en adquirir esta obra pueden recibir más detalles en el 787-758-2323