Temas de interés

Temas de Interés / ARTE

Ambientando la casa con buen arte

JPEG - 1.1 KB
Sylvia Villafañe
Galerista y gestora de proyectos culturales Galería Petrus info@petrusgallery.com www.petrusgallery.com 787.318.8993

Voy a compartir contigo el secreto de comenzar una colección de arte apropiada: siempre adquiere piezas de calidad, porque –con el paso del tiempo– tu inversión te recompensará. Este es el punto de partida en una aventura que puede llegar a ser muy gratificante. Ahora comparto contigo otros consejos para que tu misión sea exitosa.

Si vas a comenzar a convivir con piezas de arte en tu casa, considera que los tres espacios por los que debes comenzar son la sala, el espacio principal de cada residencia o apartamento; el comedor, lugar en el que tarde o temprano todos coinciden; y el salón de estar o family, esa área de libertad en la que todo debe estar en sintonía para lograr ese anhelado estado de relajación. No selecciones una pieza de arte para estos espacios guiado por la prisa. Toma tu tiempo en mirar la obra –sus tonos, sus formas, las sensaciones y pensamientos que te provocan– y evalúa si son afines con el espacio al que estarán destinadas.

Ten en cuenta la dirección de la luz artificial y la natural en caso de que haya ventanas cerca. No olvides el tráfico en la zona y la temperatura que suelen predominar en el espacio. Si detestas algún color, no escojas una obra en ese tono para un espacio como el family porque te pondrá los nervios de punta. Una obra de fuerte contenido social quizás no debe ir en el comedor o una imagen chocante no es buena idea para colocar en la sala si no demuestra rasgos de tu personalidad. En la entrada, las esculturas siempre son bien recibidas puesto que añaden distinción y calidez a ese primer lugar en el que recibes tus visitantes.

Si bien el diseño arquitectónico de una casa, los exteriores y la decoración del interior son importantes, esto no deja que el arte en las paredes sostenga la personalidad y el estilo de vida de los que la habitan. Muchas veces se invierte todo el dinero en lo anteriormente mencionado y se deja en último lugar la adquisición de obras de arte. Por eso, recomiendo que poco a poco vayas seleccionando la pieza de la sala, el comedor y el family. Luego continuar tu colección de arte. Estas tres áreas son las más que se disfrutan y las de mayor exposición en nuestro hogar.

Aunque estos son tiempos de desafío económico, te sugiero que siempre adquieras piezas auténticas. Claro está, mientras expandes tu colección puedes combinarlas con varias serigrafías que bien representan el arte en papel. Cuando te canses de observarlas, solo tienes que alterar la ubicación de estas en tus estancias y refrescarás cada ambiente.

No temas el mundo del arte. Abraza la diversidad de técnicas, estilos, tonos y creadores porque ellas enriquecerán la experiencia de vivir en tu casa.