Suplemento Ortopedia

Alternativas para tratar artritis en la rodilla

JPEG - 3.6 KB
Magdiel Mayol, MD
Cirujano Ortopeda Especialista en Medicina Deportiva

A continuación presentamos, a manera de revisión, un breve resumen de las alternativas terapéuticas para los problemas de artritis en la rodilla..

Impacto de la artritis en el cartílago articular.

Es cartílago cubre los huesos en las articulaciones, ayudando a su superficie a ser más lisa y permitiendo menor fricción y mayor lubricación articular, además de trabajar como amortiguador de impacto (shock absorber). Este se puede ver afectado por una artritis que puede ser traumática, infecciosa, inflamatoria u osteoartritis. Hay factores que pueden tener impacto en el desarrollo de estos problemas articulares, como son la genética, la edad, el uso excesivo o sobrecarga por deportes de alto impacto o por trabajo, además de un factor muy grave en nuestra sociedad: la obesidad.

Alternativas terapéuticas clásicas

De acuerdo a los hallazgos clínicos o por artroscopia se podrá -en algunos casos- optar por una terapia conservadora empleando: antiinflamatorios, rodillera o terapia física.

Se puede bajar la inflamación en la rodilla inyectándola con esteroides. Esto puede ser económico y rápido, pero con algunas desventajas como una eventual toxicidad al cartílago, un efecto corto que puede durar de 1 a 3 meses y la posibilidad de subir la glucosa en pacientes diabéticos.

Opciones quirúrgicas

Cirugía artroscópia
En el caso de un desgaste severo de la articulación la artroscopía simple para una limpieza –inclusive de microfracturas- puede tener limitaciones o resultados por tan solo 1 a 2 años.

Cirugía de reemplazo de rodilla
Una cirugía de reemplazo de articulación con prótesis puede tener una duración de 15 a 20 años.

Se trata de un procedimiento invasivo para el cual se recomienda que el paciente tenga más de 55 años, pero se han realizado reemplazos totales de rodilla con éxito en todas las edades, desde el joven adolescente con artritis juvenil hasta el paciente anciano con artritis degenerativa.

Se trata de uno de los procedimientos más exitosos en la cirugía cuya efectividad ha continuado mejorando con técnicas quirúrgicas más avanzadas y con prótesis más desarrolladas. Más del 90% de los pacientes operados mejoran significativamente en sus actividades comunes con una reducción drástica del dolor de rodilla. La actividad excesiva o el sobrepeso pueden acelerar el desgaste normal de la prótesis, por lo que se desaconsejan actividades de alto impacto y se recomienda estricto control del peso.

Alternativas nuevas

Suplementos nutricionales sin receta
(Glucosamina, condroitina, ácido hialurónico, msm, entre otros) Es un mito que estos productos crean cartílago y hay muchas marcas que no tienen dosis adecuadas ni los componentes óptimos al no haber sido reguladas por la FDA. Lo que sí se ha probado es que quienes usan estos suplementos tienden a tomar menor cantidad de antiinflamatorios y por ende disminuyen los efectos secundarios de estos últimos.

Viscosuplementación
Es una alternativa que suele contener ácido hialurónico en gelatina. Se inyecta en la rodilla y funciona como lubricante; se cree que ayuda a la rodilla a producir más lubricante. No hay consenso en su efectividad pero se cree que alivia a un 60% de los pacientes, con una duración de 6 a 12 meses. Es cubierto por algunos planes médicos. No se puede usar en alérgicos al huevo.

Plasma rico en plaquetas
(Platelet Rich Plasma o PRP)
Requiere un procedimiento de extracción de sangre, centrifugación e inyección posterior solo del suero de plasma rico en plaquetas. Este tiene factores de crecimiento que aceleran el proceso de sanación, con efecto antiinflamatorio que ayuda a reparar el tejido enfermo. Tiene efecto en 2 días a 1 semana en el 80% de los pacientes, con alivio en promedio por 2 años. Tiene un costo alto, con resultados variables.

Tratamiento con células madre (stem cell)
Se extraen células madre del mismo paciente, por lo general de la médula ósea y, luego de preparar plasma con alta concentración de células madre, el líquido se reinyecta a la rodilla. Esto puede ayudar a rellenar los defectos por déficit de cartílago; el efecto terapéutico puede tomar de 4 a 6 semanas. Es el único tratamiento que regenera cartílago, pero aún no hay evidencia a largo plazo de su efectividad. Los resultados son variables pues depende de la cantidad inyectada de células madre concentrada, lo que puede depender de la edad, enfermedades crónicas como diabetes descontrolada. Es un procedimiento costoso y prometedor.

Comentario

De acuerdo al grado y severidad del compromiso articular, podremos diseñar el mejor plan de acción para cada paciente.

La artritis no tiene cura pero las alternativas terapéuticas son varias y siguen evolucionando. La opción más duradera es el reemplazo de rodilla pero se sigue investigando también en alternativas más conservadoras.