Historia

Historia

Abulcasis:

El padre de la cirugía moderna

En la Edad Media la cirugía tuvo un desarrollo importante en el mundo islámico. Abulcasis fue un médico y científico árabe-andaluz cuya obra fue básica para el desarrollo de la cirugía europea hasta la época del Renacimiento. Frecuentemente se le menciona como “el padre de la cirugía”.

Abu al-Qasim Jalaf ibn al-Abbas Al-Zahrawi (936 - 1013), más conocido como Abulcasis, pertenecía a la tribu árabe de los Ansar. Al-Zahra, considerada por algunos como la Versalles perdida de la Edad Media, fue una rica ciudad creada de la nada por el califato de Córdova. Allí vivió Abulcasis la mayor parte de su vida, allí estudió, dio clases y practicó la Medicina hasta poco antes de su muerte, ocurrida en 1013, dos años después del saqueo y destrucción total de su ciudad natal por parte de tropas cristianas.

Considerado como uno de los padres de la cirugía moderna, sus textos, donde combinaba las enseñanzas clásicas greco-latinas, con los conocimientos de la ciencia del cercano oriente, fueron la base de los procedimientos quirúrgicos europeos hasta el renacimiento. El fue uno de los mas renombrados médicos de la era musulmana en España, llegando inclusive a ser médico del Rey Al-Hakan II de España.

La enciclopedia Al-Tasrif

Abulcasis es conocidos por sus ideas originales en cirugía así como por su famosa Enciclopedia Médica llamada Al-Tasrif que consta de treinta volúmenes que cubren temas variados de la ciencia médica. La parte más importante de esta obra son tres libros sobre cirugía, los que describen en detalle varios aspectos de los tratamientos quirúrgicos, basados en las operaciones que él realizó. Allí incluye temas como la cauterización, la extracción de cálculos de la vejiga, partos, cirugía ocular,

del oído y garganta.

En la edad media fue traducido al latín y se hicieron varias ediciones de su obra. Tenía varios diagramas e ilustraciones de instrumentos quirúrgicos, usados o desarrollados por él mismo, como por ejemplo instrumentos para examinar el oído, la uretra y para remover cuerpos extraños de la garganta. Llegó a dominar la cauterización, lo que lo ayudó en muchas operaciones. Realizó operaciones como la remoción de un feto muerto así como amputaciones.

En su obra también discute la preparación de varias medicinas. El fue el primero en describir la hemofilia y su origen familiar.

Procedimientos dentales

También fue un dentista experto y describe en su libro varios procedimientos dentales, la forma de alinear dientes, y una técnica para preparar piezas de reemplazo y para insertarlas, que él mismo desarrolló.

Vigencia de su obra

Su obra influenció al mundo médico por más de cinco siglos. Los estudiantes y pacientes llegaban a Al-Zahra a buscar el conocimiento a su lado. En esa época, Córdova se convirtió en el sitio preferido de las personas de Europa que necesitaban alguna cirugía.

Maestro y promotor de la ética médica

En su libro también expresa una serie de opiniones e ideas sobre sus estudiantes a los que llama “sus hijos”. Hace énfasis en la relación del médico con el paciente, independientemente del nivel social. Él tuvo una visión muy amplia, promovió la observación individual de cada caso para establecer el diagnóstico más preciso y poder así dar el mejor tratamiento. Insistía en la importancia de la ética profesional y advertía sobre prácticas dudosas adoptadas por algunos médicos y sobre la charlatanería de otros.

Su obra contiene varias observaciones sobre la crianza de niños y jóvenes y sobre el cuidado de los ancianos y convalecientes. También habla sobre medicamentos, y sobre pesos y medidas de las personas. Hay cerca de 200 dibujos que van desde un depresor lingual y un extractor de dientes hasta un catéter.

Escribió sobre heridas a huesos y articulacilaciones. Por ejemplo describe cómo reducir un hombro dislocado con el método de Kocher, siglos antes que naciera Kocher. Fue el primero en describir la posición obstétrica de Walcher y la ligadura de vasos sanguíneos, mucho antes que Ambroise Pare.

Su obra tuvo una tremenda influencia en el mundo occidental. El italiano Pietro Argallata el siglo XV lo menciona así: “sin lugar a dudas, el jefe de todos los cirujanos”.