Uso de la aspirina para la prevención de la preeclampsia

JPEG - 2.7 KB
Cristina Colón, MD, PGY IV
Departamento de Obstetricia y Ginecología
Escuela de Medicina, Recinto de Ciencias Médicas
de la Universidad de Puerto Rico

La preeclampsia es una condición que afecta a un número significativo de mujeres durante la gestación. Se manifiesta como la elevación de la presión arterial que ocurre en el tercer trimestre del embarazo. Esta condición puede tener efectos significativos en la salud de la madre y del feto. Esta es la razón por la que la prevención de la preeclampsia es algo vastamente estudiado. En relación con esto y desde hace más de dos décadas, se viene estudiando el posible efecto de la aspirina en dicha prevención.

Una de las teorías más aceptadas acerca de la causa de la preeclampsia es un desbalance entre los mensajeros del sistema inflamatorio: prostaciclina y tromboxano. Se cree que la aspirina, cuando se usa en dosis bajas, tiene el efecto de nivelar este desbalance. Los mecanismos exactos y cómo ocurre esto son asuntos aún desconocidos.

Factores de riesgo para la preeclampsia

Cuando se estudia a las pacientes que tienden a desarrollar preeclampsia, hay algunas que se encuentran en un riesgo más alto que otras. Estas pacientes pueden tener algunos factores de riesgo aumentados, los cuales se detallan en la siguiente tabla.

En algunos estudios aleatorios se ha visto que estas pacientes obtienen un beneficio claro del uso de aspirina en dosis bajas, para prevenir preeclampsia.

Existe otro grupo de pacientes con riesgo moderado para el desarrollo de la preeclampsia. Estos factores de riesgo se detallan en la siguiente tabla.

Tratamiento

Estas pacientes se benefician del uso de la aspirina para la prevención de la preeclampsia si tienen dos o más de los factores de riesgo moderados.

Ya que el uso de la aspirina en el embarazo ha demostrado ser seguro, tanto el American College of Obstetricians and Gynecologists como la Society of Maternal Fetal Medicine y el U.S. Preventive Services Task Force la recomiendan para la prevención de preeclampsia en las mujeres con un factor de riesgo mayor o en las que tienen dos o más factores de riesgo moderados.

Para ser efectivo, el tratamiento con aspirina se debe comenzar entre las semanas 12 y la semana 28 del embarazo, e idealmente antes de la semana 16 de gestación. Este tratamiento debe continuarse hasta el momento del parto.

Comentario

Estas nuevas recomendaciones deben tener un efecto positivo significativo reduciendo la morbididad y mortalidad asociadas a la preeclampsia.

Referencias

  • Henderson JT, Whitlock EP; O’Conner E; et al; Low-Dose Aspirin for the Prevention of Morbidity and Mortality from Preeclampsia. Agency for Healthcare Research and Quality (US); 2014 Apr. Report 14-05207-EF-1
  • Crandon AJ, Isherwood DM. Effect of aspirin on preeclampsia. Lancet 1979; 1:1356-1356.
  • Askie LM, Duley L, Henderson-Smart DJ, Stewart LA. Antiplatelet agents for prevention of pre-eclampsia. Lancet 2007; 369:1791-1798.
  • Meher S, Duley L, et al. Antiplatelet therapy before or after 16 weeks gestation: preventing preeclampsia. AJ Obst Gyn 2017; 216: 121-8.
  • Bujold E, Roberge S, Lacasse Y, et al. Prevention of preeclampsia and intrauterine growth restriction with aspirin. Obst Gyn 2010;116: 402-414.
  • Ayala DE, Ucieda R, Hermida RC. Chronotherapy with low-dose aspirin for prevention in pregnancy. Chronobiol Int 2013; 30: 260-279.
Copyright 2019 GALENUS REVISTA All rights reserved. | Contacto |  RSS 2.0