MOTIVANDO

Reorganizando la vida:

Un plan para dos semanas
JPEG - 5.6 KB
Dr. J.R. Román
www.motivando.com
jrromanmotivando@gmail.com

El inicio del año es un buen momento para ordenar y reorganizar nuestra vida. El primer paso será que uno mismo se lo proponga. Los ingredientes para lograrlo son la creatividad, la determinación y el espíritu de lucha, y saber que solo uno mismo podrá reconocer las nuevas oportunidades que surjan. Si se sigue repitiendo lo ya hecho, se estará condenado a cometer los mismos errores, lo que lleva a desanimo, frustración y agotamiento.

Para empezar la reorganización debemos analizar varias áreas de la vida, empezando por definir en quién uno desea convertirse y cuál es el estilo de vida al que se aspira. A partir de allí podemos establecer lo que se debe hacer para lograrlo, teniendo claro que cada uno sabe lo que requiere para convertirte en la persona que desea ser.

Luego podemos analizar y estudiar el ambiente propio, buscar mentores que inspiren, motiven y ayuden a ser la persona que aspiramos ser. Con deseo y actitud debemos trabajar duro para lograrlo.

Entre los 7,000 millones de personas que viven en el mundo cada uno es único, original y sin copia. Está en uno el poder de ser exitoso y de ser la persona que desea. El principal aliado para los cambios y la transformación es estar enfocados. En este camino se debe tener la actitud para desprenderse de la negatividad y la falta de deseos. Se debe ser genuino, transparente y saber que todo tiene un precio. El éxito se paga por adelantado, al contado y trabajando.

Después, hay que determinar el área en la que uno tiene más éxito ahora: familia, trabajo, amistades o negocios. Saber esto permite abrir una cuenta imaginaria o mental de los momentos felices en la vida. Esto es decisivo para la reorganización, así como definir y trabajar para fortalecer las áreas débiles. Una vez que esto se logra, se puede continuar. Es bueno tener de nuestro lado a personas que nos ayuden a hacer el cambio para llegar juntos al éxito. La recompensa será definir el propósito de la vida y visualizar lo que impide nuestro desarrollo.

Queda aún por recorrer el camino que ayudará a cambiar la visión de la vida para siempre, con el estado emocional adecuado para llegar a la meta.

Las áreas por donde empezar la reorganización pueden ser las relaciones interpersonales, la actitud hacia la vida, las finanzas, entre otras. Es necesario internalizar y pensar cómo nos va a ayudar este proceso que será intenso, retador y dinámico. Puede llegar inclusive a ser doloroso, pero esto generará el entusiasmo y la pasión, necesarios para la reorganización. También debemos definir lo que detiene nuestra vida para pasar al camino del cambio tomando el control y eliminando las tensiones y las adversidades que impiden alcanzar las metas.

Finalmente, se deben determinar y establecer las metas más altas que se desea alcanzar. Al evaluar nuestro potencial y nuestras experiencias, podremos tener las herramientas positivas necesarias para continuar con este proceso. Tengamos presente que cada uno es el mejor aliado que se puede tener al dar el primer paso en el proceso de transformación para eliminar las actitudes negativas que tanto desenfocan de las metas.

Copyright 2019 GALENUS REVISTA All rights reserved. | Contacto |  RSS 2.0