¿Qué se ve en el horizonte para tratar el COVID-19?

JPEG - 4.1 KB
Diego Rosso-Flores, MD
Principal Oficial Médico,
MMM Healthcare, LLC

El COVID-19 es una infección viral causada por el virus novel Sars-CoV-2. En cerca del 85% de los casos la sintomatología es leve. Sin embargo, en un 5% de los pacientes, la enfermedad puede ser más severa y se puede desarrollar un cuadro catastrófico (pulmonía bilateral, hipoxemia severa) que lleve a un síndrome agudo de dificultad respiratoria (ARDS) y, eventualmente, a la muerte. Tienen mayor riesgo quienes tienen comorbilidades asociadas, como condiciones crónicas cardiorrespiratorias o diabetes, o los inmunocomprometidos, entre otros.

Hasta ahora, las únicas medidas preventivas son el aislamiento o distanciamiento social y las medidas estándares de control de infecciones recomendadas por CDC. Hay tratamientos médicos que están siendo validados por estudios científicos aleatorios y por las entidades reguladoras (Food & Drug Administration –FDA– y los Institutos Nacionales de Salud –NIH–).

Por otro lado, estas medidas se relacionan con la búsqueda de un tratamiento médico para COVID-19:

  • Terapias empíricas no aprobadas por FDA ni NIH, algunas que vienen siendo evaluadas por “COVID-19 Treatment Guidelines Panel” de NIH y FDA;
  • ­El 28 de marzo de 2020 FDA emitió una EUA (Autorización de Utilización de Emergencia) para hidroxicloroquina y cloroquina en hospitalizados con COVID-19; pero el 15 de junio de 2020, FDA revocó esa EUA por la información que establece que su uso puede no ser efectivo para COVID-19, teniendo un riesgo potencial. El 20 de junio los NIH detuvieron su estudio ORCHID para evaluar su efectividad y, el 30 de junio, las guías clínicas para COVID-19 no recomiendan su utilización;
  • Hoy, solo Remdesivir está aprobado por FDA para pacientes con COVID-19 con saturación de oxígeno baja, que requieran oxígeno, ventilación mecánica u oxigenación de membrana extracorpórea (ECMO); y
  • Antivirales:
    * Remdesivir (i.v.): es un antiviral de espectro amplio que inhibe la replicación de SARS-CoV-2 in vitro. Se utiliza en casos severos; y
    * Lopinavir-ritonavir (Kaletra): combinación de antivirales utilizada en pacientes con pulmonía por COVID-19 en China. El panel de los NIH no lo recomienda como tratamiento.
  • ­Otros productos en estudio clínico (Randomized evaluation of COVID-19 Therapy; RECOVERY):
    * Plasma convaleciente para trasfusión a pacientes con COVID-19 severo: bajo estudios clínicos por los NIH. La data que permita recomendarlo no es aún insuficiente;
    * Dexametasona en dosis bajas: se ha reportado que pudiera reducir la mortalidad en pacientes hospitalizados con COVID-19 que requieren suplementación de oxígeno y/o en los que requieran ventilación mecánica. No hay aún evidencia de beneficio en pacientes no hospitalizados o que no requieran oxígeno;
    * Inmunoglobulina intravenosa: el panel de los NIH no recomienda su utilización fuera de los estudios clínicos actuales;
    * Inhibidores de interleukina-1 y 6: la data es in-suficiente para recomendar o no el tratamiento; e
    * Inmunomoduladores (interferonas e inhibidores de Janus quinasa): el panel de los NIH no recomienda el uso (solamente en los estudios clínicos).

Otro tema aparte (prevención) es el de los incontables estudios que se hacen buscando una vacuna eficiente, duradera y asequible. Esto tomará aún más tiempo.

Referencias

Copyright 2020 GALENUS REVISTA All rights reserved. | Contacto |  RSS 2.0