Manejo del cuidado clínico en paciente mayores que viven con VIH

JPEG - 2.7 KB
Maribel Acevedo Quiñones, MD
Presidenta de la Asociación de Médicos Tratantes de VIH de Puerto Rico
Directora Médica Asociada, Centro Ararat, Inc.

VIH / SIDA: Aspectos epidemiológicos en Puerto Rico

Cuando nos referimos a los pacientes adultos mayores que viven con VIH, es importante considerar los datos epidemiológicos de Puerto Rico. Según las cifras y la data epidemiológicas más recientes del Programa de Vigilancia de VIH/SIDA del Departamento de Salud de Puerto Rico, en la actualidad hay en nuestra isla cerca de 38 000 casos reportados de personas viviendo con VIH/SIDA; de estos, son más de 11 000 los casos reportados de personas que viven con VIH.

Edad y diagnóstico

Un 16% de los pacientes con VIH está identificado en el grupo con edades de 45 a 54 años, seguido por un 6%, cuyas edades se encuentran entre los 55 y los 64 años, y por un 2% de personas mayores de 65 años.

A su vez, y de acuerdo con las cifras del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), las personas de 55 años y mayores representaron el 26% de todas las personas que vivían con VIH en los Estados Unidos. Por otro lado, el 42% de las personas recién diagnosticadas con VIH en los Estados Unidos tenían 55 años o más, y el 6% contaba con 65 o más.

Es importante tener presente que, cuando las comparamos con las personas más jóvenes, las personas mayores usualmente reciben el diagnóstico de VIH en etapas más avanzadas de la enfermedad. Esto puede deberse a que los proveedores de salud no incluyen ellos la prueba de VIH como parte de su cuidado clínico de los pacientes, o por no considerar que las personas mayores pudieran estar en riesgo o, inclusive, por confundir o considerar algunos síntomas con los cambios asociados al proceso de envejecimiento, pasando por alto la posibilidad que pudiera ser el VIH la causa de esos síntomas.

Por otro lado, gracias al diagnóstico, al enlace con un continuo cuidado clínico y a la adherencia de los pacientes a las recomendaciones ofrecidas por los profesionales de la salud, la proporción de pacientes que logran alcanzar una supresión viral es cada vez mayor. Esto impacta directamente en la expectativa de vida de los pacientes que, a su vez, experimentan un amplio espectro de condiciones no relacionadas con el VIH.

Comorbilidades relacionadas con el VIH

Existe evidencia científica que describe que la población de adultos mayores que vive con VIH puede experimentar y presentar una alta tasa de comorbilidades.

Cuando combinamos dos o más comorbilidades, tenemos lo que se llama multimorbilidades. El manejo de la salud de la población mayor que vive con VIH requiere la atención y la pericia de proveedores de salud especializados y en un ambiente multidisciplinario.

Se han expuesto múltiples hipótesis relacionadas con los mecanismos involucrados en la alta tasa de comorbilidades en los pacientes de edad avanzada que viven con VIH.

Medicamentos y modelos de tratamiento

Se recomienda dar atención especiar y tener cuidado con respecto a los medicamentos que se usan para tratar la condición de VIH y los que se usan para tratar las afecciones comunes de la edad, como -por ejemplo- la hipertensión arterial, la diabetes mellitus, el colesterol elevado y la obesidad. Este escenario puede elevar el riesgo de la polifarmacia, que es la utilización de 5 o más medicamentos a la vez.

Es importante considerar los modelos de tratamiento enfocados en el funcionamiento del paciente y no en la enfermedad.

Se recomienda que los proveedores de salud estén conscientes de condiciones como la fragilidad, la demencia, las morbilidades no controladas, el riesgo a caídas y también de la polifarmacia. Más allá de esto, es importante priorizar e individualizar el cuidado clínico, y -además- evaluar aquellos factores de riesgo que puedan ser modificables y alinear las estrategias de cuidado con las expectativas de los pacientes.

Comentario

Lograr atemperar el cuidado de las personas mayores que viven con VIH, sus multimorbilidades y la polifarmacia es un reto mayor que los proveedores de salud debemos enfrentar.

La meta del cuidado de salud clínico debe tener como enfoque una expectativa de vida saludable.

Referencias

  • HIV-Age.org.
  • Reporte de Vigilancia de VIH, 2015; vol. 26. CDC.gov.
  • Reporte del Programa de Vigilancia de VIH, Oficina de Epidemiología e Investigación, Departamento de Salud, Puerto Rico. Agosto 31, 2018.
Copyright 2018 GALENUS REVISTA All rights reserved. | Contacto |  RSS 2.0