Hipotiroidismo subclínico (leve):

¿Tratarlo o no tratarlo?
JPEG - 4.8 KB
Edgar Torres García, MD
Endocrinólogo
Práctica Privada
Miembro, Junta Directiva SPED

El hipotiroidismo se define como el síndrome que resulta de la disminución de la producción y secreción de las hormonas de la glándula tiroides: tiroxina (T4) y triyodotironina (T3). En las pruebas de laboratorio se suele encontrar TSH elevado con niveles de T4 Libre (Free T4) bajos en sangre.

El hipotiroidismo subclínico representa una falla leve de la glándula tiroides y se caracteriza por niveles séricos normales de hormonas tiroideas (T4 libre y T3 libre) con concentraciones levemente elevadas de TSH en sangre. Por lo general, el rango de referencia más utilizado para TSH en adultos es de 0.4 a 4.5 mU/L.1

Diagnóstico

Los signos y los síntomas del hipotiroidismo son inespecíficos y de curso insidioso. Aun en pacientes con evidente hipotiroidismo bioquímico, los signos y síntomas pueden estar ausentes o ser mínimos. Los más prominentes son: aumento de peso, fatiga, somnolencia, depresión, constipación, intolerancia al frío, artralgias, trastornos menstruales, anorexia, piel seca, cabello quebradizo y seco, y pérdida de agilidad motora e intelectual (Figura 1).

La prevalencia del hipotiroidismo subclínico varía entre el 4% y el 10% de los adultos, siendo más alta en mujeres de edad avanzada.1 En los Estados Unidos la prevalencia de hipotiroidismo según el estudio NHANES III con más de 13,000 pacientes fue del 4.6%, siendo hipotiroidismo franco el 0.3% y subclínico el 4.3%.1 Cabe subrayar que la muestra de sangre para TSH debe tomarse, de preferencia, en ayunas. Se debe considerar que la privación aguda del sueño y el ejercicio pudieran aumentar la secreción de TSH. También los pacientes hospitalizados pueden tener el TSH elevado y tardan semanas en volver a sus valores basales. Además, algunos medicamentos −como litio, dopamina, glucocorticoides− afectan los resultados. En un mismo paciente se pueden observar normalmente variaciones en los resultados, de mes a mes, en el rango del 20%. Un panel de expertos lo dividió en dos categorías:

  • Pacientes con TSH discretamente elevada (entre 4.5 y 10 mUI/L); y
  • Pacientes con TSH mayor de 10 mUI/L.2
JPEG - 15.7 KB
Figura 1: Correlación entre % de los pacientes con eutiroidismo, hipotirodisimo subclínico e hipotiroidismo franco con la cantidad de síntomas.

Tratamiento

Existe controversia entre si es costo efectivo y necesario, desde el punto de vista clínico, iniciar un tratamiento médico a este grupo de pacientes con hipotiroidismo subclínico.

Se recomienda indicar tratamiento a los pacientes con T4 libre y T3 libre normales, pero con cifras de TSH mayores a 10 mUI/L, aunque no tengan síntomas.2

La disyuntiva se presenta cuando el TSH es menor de 10 mUI/L. En estos casos, se recomienda tratar a estos pacientes si presentan:

  1. Síntomas sugestivos de hipotiroidismo. En los casos en que persisten los síntomas después de varios meses de iniciada la terapia, puede optarse por suspender el tratamiento;
  2. Bocio: si después de varios meses no hay reducción del bocio con el tratamiento y si este se instauró con este objetivo, puede optarse por suspenderlo;
  3. Anticuerpos antimicrosomales anti-TPO positivos: cuando se detecta su presencia, existe una alta posibilidad de que se avance a un cuadro de hipotiroidismo manifiesto;
  4. Colesterol elevado: si no hay reducción de los niveles elevados de colesterol con el tratamiento, puede optarse por suspenderlo;
  5. Cuando hay un cuadro de hiperprolactinemia que produzca alteraciones en el ciclo menstrual;
  6. Si aparece durante un embarazo;
  7. En los niños con talla baja;
  8. En mujeres con disfunción ovárica con infertilidad; y
  9. En pacientes con disfunción cardiaca.

Por último, existe evidencia de que es mejor no tratar el hipotiroidismo subclínico en ancianos (mayores de 85 años), ya que ellos son más longevos si tienen una cifra de TSH elevada.2

La levotiroxina (T 4) se recomienda como la terapia de elección para el tratamiento de hipotiroidismo (primario, central, subclínico, congénito).

Comentario

Es importante definir con cautela y precisión si se está frente a un caso de hipotiroidismo subclínico para, de esa manera, poder determinar la mejor conducta a seguir.

Por esto, puede ser recomendable referir a estos pacientes al endocrinólogo para tomar la decisión inicial óptima, así como para definir el plan de trabajo en forma individualizada.

Referencias

  1. Garber et al. Clinical Practice Guidelines for Hypothyroidism in Adults: AACE and ATA 2012. Thyroid. 2012 Dec. 22(12):1200-35.
  2. Jonklaas J, Bianco AC, Bauer AJ, et al. Guidelines for the treatment of hypothyroidism: ATA task force on thyroid hormone replacement. Thyroid. 2014 Dec. 24(12):1670-751.
JPEG - 19.1 KB
Figura 2. Fluctuaciones normales del TSH dependiendo la edad del paciente. Mientras más joven el paciente, más estrecho el rango; mientras mayor el paciente, más amplio el rango TSH.
Copyright 2019 GALENUS REVISTA All rights reserved. | Contacto |  RSS 2.0