Cura del VIH:

“A un paso más cerca”
JPEG - 10.2 KB
Wilfredo Cuevas, MD, AAHIVS
Ex Presidente, Asociación de Médicos
Tratantes de VIH de Puerto Rico
Hospital Ryder, Humacao, PR

Hoy en día, un tratamiento exitoso del VIH se refleja en la supresión del virus en la sangre, medida con niveles no detectables en las pruebas de laboratorio. Aunque la supresión viral se considera como el éxito de la terapia clínica, no significa la erradicación del virus, que puede estar alojado en células infectadas en estado de descanso (reservorios virales). Cuando el tratamiento se interrumpe, el virus suele hacer un rebote con niveles en sangre detectables a las 2 a 3 semanas desde la salida de los virus infecciosos de los reservorios.

La calidad y expectativa de vida de la población que vive con VIH ha mejorado drásticamente en los últimos años, gracias al desarrollo y adopción de tratamientos robustos. También se puede argumentar que la cura del VIH gradualmente podría ser una realidad, aunque la investigación de esta siempre estará de la mano de controversias. Estamos hablando de interrupción de terapias exitosas con procedimientos muchas veces invasivos, que incluso algunos argumentan hasta como antiéticos. Pero la única manera de evaluar la efectividad de una terapia curativa, tanto si fuese funcional (control del virus) o esterilizante (erradicación del virus), es mediante la interrupción de la terapia antirretroviral (TAR).

Trasplante de células madre: cura potencial

Existe una colaboración internacional para guiar e investigar el potencial de una cura para el VIH por medio del trasplante de medula ósea. Este proyecto, conocido con sus siglas en inglés como “IciSTEM”, es un consorcio europeo compuesto por un panel de expertos en hematología y en trasplante de médula ósea alogénica, junto a especialista en infecciones, virólogos e inmunólogos expertos en el campo de VIH-1 (tropismo, reservorios y cura).

IciSTEM solo apoya una interrupción de TAR en clínicas de investigación en busca de la cura y nuevas estrategias contra el VIH. Esto incluye el consentimiento del paciente con VIH, además del monitoreo continuo del rebote viral y la habilidad para la evaluación científica.

Casos reportados de cura de VIH

Tres personas han alcanzado el estado de remisión. En 2007, Timothy Brown (un estadounidense conocido primero como el “paciente de Berlín” –por la ciudad donde fue tratado– hasta 2010, cuando decidió dar su nombre) fue considerado virtualmente curado de VIH. Desde entonces, investigadores no habían podido duplicar el procedimiento, que incluye el trasplante de médula ósea resultando en la cura. No fue hasta 2018 cuando se logró en otros dos pacientes la erradicación del virus.

En estos 3 pacientes, la quimioterapia no fue efectiva para sus respectivos diagnósticos de cáncer.

  • 2007, “paciente de Berlín”, recibió tratamiento para leucemia;
  • 2018, “paciente de Londres”, linfoma de Hodgkin; y
  • 2018, “paciente de Dusseldorf”, diagnosticado con cáncer, libre de VIH desde cerca de 9 meses.

Ellos tienen en común haber recibido trasplante de médula ósea de donantes con una mutación rara conocida como CCR5-Delta 32. Esta proteína se encuentra en la superficie de algunas células humanas. El VIH utiliza la CCR5 en su paso para entrar e infectar la célula. El CCR5-Delta 32 (mutante) previene usar ese paso para infectar estas células.

Comentario

Desafortunadamente, el trasplante de médula ósea sigue siendo un procedimiento invasivo, por lo que no es una opción de tratamiento viable para las personas que viven con VIH.

Las terapias antirretrovirales siguen siendo la alternativa ideal por el exitoso control del virus en todos los pacientes, incluyendo aquellos con cáncer.

Copyright 2019 GALENUS REVISTA All rights reserved. | Contacto |  RSS 2.0