Temas de Interés

Comprendiendo principios de arquitectura: La obra de Andrea Palladio

Durante mis estudios de arquitectura me tocó conocer y vivir un tiempo en Vicenza, una pequeña ciudad al norte de Italia, ubicada en el Veneto, entre Venecia y Milán. Desde la entrada a la ciudad, que una vez estuvo amurallada, un peatón se siente bienvenido por el pórtico de ingreso que invita a las personas a caminar por sus calles angostas, compuestas por edificaciones con arcos continuos en sus fachadas, que crean unidad y elegancia. Vicenza, también conocida como la Città del Palladio, es (...)
Seguir leyendo

El síndrome de la amargura

Muchos de nosotros hemos compartido con una persona amargada. La amargura es una forma de depresión donde la persona se enfoca negativamente en el mundo exterior, pensando que ha sido tratada injustamente. Según el diccionario, la palabra amargura significa: aflicción, sinsabor, disgusto, pesadumbre, melancolía. Muchas veces la amargura es el resultado de un resentimiento. Se vive una ofensa, al no perdonar la ofensa se convierte en ira o en dolor, y esto se convierte en odio. Este odio se (...)
Seguir leyendo

Las dos Giocondas

De las cuatro copias existentes de La Gioconda (o La Mona Lisa, como también se la conoce), una se destaca por haber sido pintada en la misma época que el original –y en el propio taller de Leonardo da Vinci– por uno de sus estudiantes aventajados. Procedente de las colecciones reales españolas, esta copia está en el Museo del Prado desde su inauguración, por lo que ya era conocida. Sin embargo, recientemente adquirió notoriedad, pues fue solicitada en calidad de préstamo por el Museo del Louvre (...)
Seguir leyendo

Una bella dama y un raro síndrome: Liz Taylor

La belleza de la dama Elizabeth Rosemond Taylor (1932-2011), conocida por todos los amantes de la farándula y del cine como Liz Taylor es sencillamente antológica. Pero la moneda de Liz Taylor tuvo otra cara que, por cierto, ella supo llevar con mucha dignidad y elegancia, y esa cara oscura fueron sus constantes enfermedades y padecimientos. En 1956, con 24 años de edad, Liz pasó dos meses en el New York’s Columbia Presbyterian Hospital por el aplastamiento de tres discos intervertebrales. No (...)
Seguir leyendo