Suplemento Especial Cardiología

Fallo cardiaco con fracción de eyección preservada

En cardiología, hay pocas páginas en blanco como la del fallo cardiaco con fracción de eyección preservada (HFpEF). Sobre esto, es frustrante saber que a la mitad de los pacientes que sufren de fallo cardiaco no les podamos ofrecer un tratamiento que haya demostrado ser efectivo para prevenir hospitalizaciones o para reducir la mortalidad de nuestros pacientes con HFpEF. Las guías del manejo de fallo cardiaco del Colegio Americano de Cardiología (ACC) y de la Asociación Americana del Corazón (...)
Seguir leyendo

Trombosis venosa profunda (DVT ) y embolia pulmonar (PE)

Por definición, una trombosis profunda ocurre cuando se forma un coágulo de sangre en una de las venas profundas del cuerpo, lo que puede suceder con más frecuencia en las extremidades inferiores. La mortalidad y, más aún la morbilidad, es alta. La DVT es una de las condiciones médicas mas prevalentes con una incidencia de 80 casos por 100000. Anualmente, se reportan en los Estados Unidos unos 200 000 casos, de los cuales un 25% o unos 50000 se complican a una PE. Algunos de los factores de (...)
Seguir leyendo

El National Cardiovascular Data Registry en Puerto Rico:

La expansión de la base del conocimiento científico y de la complejidad de los procesos de diagnóstico y de tratamiento en las últimas tres décadas ha dado lugar al concepto de la práctica de “medicina basada en evidencia” para, así, apoyar las decisiones clínicas. Específicamente en la medicina cardiovascular, desde la década de 1980, la acumulación de esta evidencia científica ha venido facilitando el desarrollo de las “guías de manejo” bajo la Asociación Americana del Corazón (AHA) y el Colegio (...)
Seguir leyendo

Fibrilación auricular

La fibrilación auricular (FA) se caracteriza por haber una actividad eléctrica rápida y desorganizada en los atrios, que resulta en la ausencia de las ondas P en el electrocardiograma, además de un ritmo ventricular irregularmente irregular. Esta arritmia es la más común en el mundo y afecta cerca de 1 de cada 100 personas, con una prevalencia que aumenta significativamente con la edad y con la presencia de otras entidades comórbidas como la hipertensión, la diabetes mellitus y la apnea del sueño. (...)
Seguir leyendo