Opinión del mes

Opinión, invitado del mes

El manejo adecuado de la angina pectoris crónica estable

JPEG - 14.9 KB
C. Richard Conti, MD, MAACC
Especialista en Cardiología
Profesor de Cardiología, Universidad de Florida, Gainesville,
Master, American College of Cardiology, Editor-in-Chief, Clinical Cardiology conticr@medicine.ufl.edu

La angina crónica es un problema frecuente que según las estadísticas se presenta en más de 6,5 millones de adultos en los Estados Unidos. Cada año se diagnostican aproximadamente 400 000 nuevos casos.

El manejo adecuado de la isquemia del miocardio (angina pectoris) incluye control de los síntomas agudos y crónicos, terapia antiplaquetaria aguda y crónica, disminución a largo plazo de los factores de riesgo agresivos y modificación de costumbres y modos de vida.

El estudio COURAGE, cuyas siglas en inglés significan Clinical Outcomes Utilizing Revascularization and Aggressive Guideline-driven drug Evaluation (Respuesta Clínica utilizando Revascularización y Evaluación Medicamentosa con Guías de Manejo Agresivas), promueve el empleo a largo plazo de tratamientos médicos óptimos, como la estrategia de manejo inicial en pacientes con enfermedad coronaria crónica.

En este estudio en particular, con una intervención coronaria percutánea (PCI) no se logró reducir el riesgo de muerte, infarto al miocardio u otro evento cardiovascular mayor, cuando ésta se sumó al tratamiento médico óptimo. Sin embargo, como era de esperarse, con la intervención coronaria percutánea, la angina si mejoró durante la mayor parte del periodo de control. Pero la terapia médica fue también notoriamente efectiva, sin mayor diferencia entre los grupos de estudio en el estado libre de angina durante los cinco años de control.

Estos datos de COURAGE confirman las guías de práctica clínica de la ACCA/AHA. Esto quiere decir que PCI se puede diferir en pacientes con enfermedad coronaria crónica estable, inclusive en aquellos con extenso compromiso de múltiples vasos y con isquemia inducible, siempre y cuando se de y mantenga un tratamiento médico intensivo y multidisciplinario.

Una forma simple de recordar lo que constituye la terapia médica óptima para el manejo de una angina crónica estable es tener presente el ABC:

El ABC del manejo de angina crónica estable

A: Aspirina y ACE inhibidor (ARB)

B: Beta Bloqueador y control de Presión Arterial (Blood pressure)

C: Control de colesterol, no Cigarrillo, y uso de Clopidogrel

D: Dieta para control del peso; y manejo de Diabetes con o sin medicinas (Drugs)

E: Educación de los pacientes y médicos; y programa de Ejercicio para pacientes

Artículo traducido (original en www.galenusrevista.com)