Laboratorio

Articulos médicos

Análisis de orina

El empleo de esta prueba tiene origen milenario, utilizada por Hipócrates y descrita por Galeno. La metodología avanzó desde finales del siglo XIX, permaneciendo como parte del análisis “el principio de la utilización de los sentidos para identificar el olor y el color de la orina”.

JPEG - 2 KB
Angelisa B. Franceschini, MD
Patóloga Clínica y Anatómica Laboratorios Borinquen

La presencia de elementos celulares puede indicar procesos inflamatorios vasculares, nefritis o nada. Cuando esta prueba se hace adecuadamente es una de las herramientas más costo-efectivas. Debe ser solicitada e interpretada por el médico con un propósito diagnóstico.

La utilidad de la prueba se ve reforzada al obtenerse la muestra en el momento más adecuado.

Lo ideal es que sea: la primera orina de la mañana y de no ser posible debe obtenerse luego de una hora de la última micción. La muestra debe ser a la mitad de la micción.

Si la muestra es obtenida en la oficina del médico o en el hogar, debe ser transferida inmediatamente al laboratorio con el envase bien sellado. Una muestra cateterizada en mujeres y niñas es mejor para cultivo cuando se sospecha infección, para evitar contaminación por organismos de la uretra y por la piel.

Características físicas:

Color: pálido, amarillo oscuro o ámbar. La ingesta de alimentos, medicamentos o vitaminas, sangre, mioglobina alteran la apariencia.

Olor: algunos olores significan un desorden metabólico como fenilcetonuria- mohoso; cetoacidosis diabética- frutoso.

Turbidez: normalmente no está presente; material celular, proteínas o precipitación benigna de sales al refrigerarse.

pH: (5.5-6.5) refleja la capacidad del cuerpo de mantener el balance ácido-base. Un pH >7.0 puede ser por infección bacteriana produciendo ureasa, una alcalosis metabólica o respiratoria; pH <6.0 en dieta alta en carnes, diarreas, enfisema. La formación de piedra renal está relacionada al pH.

Gravedad especifica: (1.010-1.025) indica el grado de hidratación y capacidad de concentración del riñón (>1.025). Valor >1.035 en deshidratación, contaminación, altos niveles de glucosa, tintes radiopacos, fallo hepático o cardiaco.

Glucosa: diabetes, terapia de esteroide, Síndrome de Cushing; comidas fuertes y stress.

Acetona: activación del metabolismo de grasa cuando no se ingiere carbohidratos o hay un defecto del metabolismo de carbohidratos. El descontrol de diabetes es lo más común, insulina insuficiente, vómitos, diarreas, fiebre y caquexia.

Proteína: globulina y albúmina; excreción > 150mg/dl es proteinuria y es característica de enfermedad renal; proteinuria podría ser intermitente (fisiológica por postura, fiebre, ejercicio).

Nitritos: indica infección por Enterobacteriaceae, E.coil, Proteus, Klebsiella entre otros.

Esterasa leucocitaria: producida por los neutrófilos; 75-95% sensitiva, para infección.

Sangre: hematuria en enfermedad renal, infección, tumor, eclampsia, sickle cell anemia, trauma, y contaminación en el periodo menstrual.

Bilirrubina: (directa, 0.02 mg/dl) aumenta en enfermedad hepática, obstrucción biliar.

Urobilinógeno: (0.1-1.0 mg/dl) cualquier condición que aumente la formación de bilirrubina o condición que afecte la absorción de urobilinógeno de la circulación portal; útil en el seguimiento del tratamiento.

El estudio microscópico de la orina debe hacerse antes del reporte final.

Comentar este artículo

Comentarios

1 Mensaje

  1. Análisis de orina

    Muy buena informaacion clara y concisa felicidades y gracias

    por alejandro chavez carta | 22 de agosto de 2012, 20:19

    Responder este mensaje