Hospitales

Hospital Pediatrico

Hospital Pediátrico Universitario del Centro Médico de Puerto Rico

El Hospital Pediátrico Universitario, dependencia del Departamento de Salud del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, es la principal institución del país dedicada exclusivamente a ofrecer servicios médicos a los niños de Puerto Rico y el Caribe.

Sus inicios

El Hospital Pediátrico Universitario Doctor Antonio Ortiz, fruto de la visión adelantada de pediatras puertorriqueños, como José Sifontes, Alma Cajigas y Antonio Ortiz, abrió sus puertas en 1976. Su meta fue aglutinar bajo un mismo techo todos los servicios médico-quirúrgicos que se ofrecían a los niños. A estos se fueron añadiendo aquellos que el desarrollo tecnológico fuera indicando como óptimos. Además, se integraron los servicios de rehabilitación a niños con impedimentos, para establecer un programa integrado de neuro-desarrollo. Todo esto bajo un enfoque educativo para las generaciones futuras de médicos, enfermeras y otros profesionales de la salud.

Inicialmente, aunque en una estructura separada, el hospital funcionó como el Departamento de Pediatría del Hospital Universitario de Adultos, sin independencia administrativa. Lentamente, y por la dedicación de sus médicos y del equipo administrativo, se hizo posible que la institución se convirtiera en un hospital autónomo, en 1980. En 1982, el Departamento de Salud, mediante un contrato de servicio, traspasó a la Universidad de Puerto Rico (UPR) la operación del Hospital para convertirlo en el primer centro de docencia e investigación pediátrica de la Escuela de Medicina de la UPR. Luego de diez años bajo la hegemonía universitaria, la administración del Hospital regresó al Departamento de Salud, bajo quien aún continúa. A pesar de los vaivenes administrativos, la Facultad Médica siempre ha permanecido íntegramente ligada a la Escuela de Medicina, manteniendo el ambiente educativo y académico en el manejo de sus pacientes.

Su estructura

Localizado en el Centro Médico de Río Piedras, el Hospital Pediátrico Universitario se compone de tres edificaciones unidas internamente. La Torre A, la más antigua, contiene la Sala de Emergencia, las clínicas dentales, el Programa de Enfermedades Hereditarias y las oficinas administrativas. El Edificio C alberga las Clínicas Ambulatorias, los servicios a pacientes con problemas mentales y de desarrollo y las clínicas de Oncología. En los seis pisos de la Torre B se localizan las 54 camas de Pediatría, 15 de Oncología, 30 de Cirugía, 10 de Intensivo Pediátrico, 49 de Intensivo Neonatal y 3 de transplante de médula ósea, además de la Unidad Renal.

Su desarrollo y trascendencia

Durante los últimos treinta y tres años se han admitido al Hospital Pediátrico Universitario miles de niños, con los más diversos y complicados diagnósticos, que se han beneficiado de una Facultad Médica comprometida y preparada para ofrecerles un tratamiento de excelencia, y de un equipo humano de apoyo experto y dedicado al manejo de niños.

A lo largo del tiempo, de acuerdo a las necesidades de los pacientes y del desarrollo tecnológico, el Hospital ha experimentado cambios. Se modernizaron las unidades de Intensivo Neonatal y Pediátrico, se amplió el servicio ambulatorio, se crearon nuevas salas de operaciones, y se establecieron las unidades de trasplante de médula ósea y hemodiálisis, entre otros logros.En la actualidad, se está llevando a cabo la mayor ampliación del Hospital con la construcción de una torre aledaña de tres pisos que albergará la nueva sala de emergencia, una unidad de pacientes quemados, área para seguimiento de pacientes de Neurología y Oncología, además de nuevas camas para pacientes hospitalizados. Será necesario en un futuro cercano remodelar la Torre B para ofrecer mayor comodidad durante la estadía hospitalaria.

El equipo humano y la actividad académica

Hoy en día, el Hospital Pediátrico cuenta con el aporte de médicos de todas las especialidades y subespecialidades médicas y quirúrgicas. En las unidades de intensivo neonatal y pediátrico, oncología, transplante de médula ósea, quemaduras, diálisis, neurocirugía, cardiología y cirugía, se atienden pacientes con condiciones terciarias de todo Puerto Rico y las islas del Caribe, sin importar su capacidad de pago.

En el Hospital Pediátrico Universitario, se nutren de experiencias clínicas los estudiantes de la Escuela de Medicina de la Universidad de Puerto Rico. Además, es el centro clínico para el programa de residencia de Pediatría y de las subespecialidades de Neonatología, Cuidado Crítico Pediátrico, Neurología y Hemato-Oncología Pediátrica, todas reconocidas por las juntas acreditadoras respectivas. También comparten experiencias pediátricas los médicos residentes de muchas otras especialidades, desde Anestesiología hasta Radiología. Esto da lugar a una intensa actividad académica que se manifiesta en trabajos de investigación y publicaciones variadas.

A través de los años, el Hospital Pediátrico Universitario ha forjado profesionales competentes que han continuado con el compromiso aprendido de ofrecer sus mejores conocimientos y el mejor cuidado médico a quienes son su razón de ser: los niños.