Editorial Invitado

Importancia de mejorar el conocimiento sobre las enfermedades cardiovasculares en Puerto Rico

JPEG - 12 KB
Juan CArlos Zevallos, MD
Director - Centro Dotal de Servicios de Salud
Recinto de Ciencias Médicas Universidad de Puerto Rico

Las enfermedades cardiovasculares constituyen la primera causa de muerte y discapacidad en la mayoría de los países del mundo. Y Puerto Rico no es la excepción. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) estimaron en 2008 que más de 5000 puertorriqueños murieron a causa de enfermedades cardiovasculares. [1] Además, el 70% de los gastos médicos en los Estados Unidos y Puerto Rico son atribuibles a tres de sus componentes: infarto agudo del miocardio (IAM), fallo cardiaco y stroke o apoplejía cerebral. [2]

Desafortunadamente, en Puerto Rico no existe información actualizada sobre las características clínicas, el manejo terapéutico, las complicaciones y las disparidades que ocurren a causa de las enfermedades cardiovasculares. En respuesta a esta realidad y con el propósito de mejorar el conocimiento de las enfermedades cardiovasculares en la isla, el Centro Dotal de Servicios de Salud del Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico implementó, desde el año 2007, un sistema estandarizado de vigilancia de enfermedades cardiovasculares, cuyo objetivo a largo plazo es obtener información veraz, oportuna y confiable durante las siguientes décadas.

El Puerto Rico Cardiovascular Surveillance System adoptó para aplicación local un riguroso método estandarizado de recolección de información con más de 30 años de uso exitoso en los Estados Unidos. [3] Médicos entrenados ad hoc validan en forma independiente cada caso y emplean cerca de una hora para registrar entre 700 y 900 variables de cada récord médico. La información recolectada es anónima, confidencial y se custodia de manera segura en el ciberespacio.

Hasta el momento, hemos registrado más de 8000 casos consecutivos de puertorriqueños que en los años 2007 y 2009 fueron ingresados en 21 hospitales de la isla por eventos cardiovasculares agudos.

Hallazgos iniciales del estudio sugieren que, en comparación con los hombres, las mujeres hospitalizadas por un IAM o stroke tienen una prevalencia mayor de diabetes e hipertensión; reciben menos tratamiento médico óptimo y tienen un riesgo mayor de morir durante la hospitalización. Un hallazgo adicional estima que, a pesar de que los servicios de emergencia médica cuentan con personal entrenado y equipo adecuado para atender y transportar pacientes con síntomas sugestivos de un episodio agudo, tan solo el 22% de estos pacientes usa ambulancias para ir al hospital.

Los datos del Puerto Rico Cardiovascular Surveillance System son esenciales para implementar políticas públicas que corrijan estas disparidades. Un mérito adicional del estudio es que funciona exclusivamente con fondos de donativos de la industria y de la Universidad de Puerto Rico.

[1] The Centers for Disease Control and Prevention (CDC), National Center for Health Statistics, Division of Vital Statistics, National Vital Statistics Report Volume 59, Number 10, December 2011.

[2] Heart Disease and Stroke Statistics−2011 Update : A Report From the American Heart Association. Available at http://circ.ahajournals.org/

[3] Goldberg RJ, Yarzebski J, Zevallos JC, Spencer F. Thirty Year Trends (1975-2005) in the Magnitude, Characteristics, and Hospital Outcomes of Patients With Acute Myocardial Infarction Complicated by Ventricular Fibrillation: A Community Wide Perspective. Am J Cardiol. 2008 Dec 15;102(12):1595-601.