Editorial

Carta del Editor

El liderazgo del médico

Ya que cada médico en forma individual es un líder de opinión en su familia, frente a sus pacientes y en su comunidad, es allí donde hay que empezar: siendo ejemplo de bienestar y salud.

JPEG - 24.9 KB
Marco Villanueva-Meyer, MD
mvm@revistagalenus.com

Estamos en un momento de importantes cambios. Cambios en el mundo a los que Puerto Rico no es ajeno, y cambios locales que tendrán efecto sobre nuestra vida, política, social, económica, familiar o personal. Cuando sentimos que nuestra estabilidad, bienestar o patrimonio se ven afectados, es el momento de revisar nuestra tabla de valores y confirmar que la salud tiene una ubicación preferencial. Aquella frase tan mentada ‘la salud es el valor más preciado que tenemos’ es muy cierta. Salud en todos sus aspectos, o simplificando: salud física y mental.

Cuando vemos las cifras alarmantes de enfermedades por estilos de vida, que hoy afectan a la sociedad en general, tenemos que tomar una actitud decidida para enfrentar este problema. Tampoco debemos de esperar grandes resultados de los esfuerzos que pueda hacer el gobierno, que tiene, a su vez, muchos problemas administrativos que resolver.

El médico suele ser quien encuentra solución a los problemas de salud que se presentan y quien cura las enfermedades, pero ante todo debe de tratar de evitarlas. Y es en este último aspecto que hay que insistir. La prevención, en parte, se ha dejado de lado probablemente porque la mayoría tienen todo el tiempo ocupado curando enfermedades o resolviendo problemas cotidianos.

Ya que cada médico en forma individual es un líder de opinión en su familia, frente a sus pacientes y en su comunidad, es allí donde hay que empezar: siendo ejemplo de bienestar y salud, y pregonando que la abundancia en la alimentación y en calorías y el déficit de movimiento y actividad física nos conducen al descalabro y a la pérdida de lo más valioso que tenemos, la salud.

El mensaje de buena salud de parte de cada médico, de cada profesor en una escuela de medicina y de cada estudiante o futuro doctor, se puede multiplicar en forma rápida y eficaz y así llegar a todos. La información que se maneja y el mensaje que puede transmitir cada uno en forma individual permitirán acelerar la respuesta y solución a este gran problema.

Al sumar el liderazgo del médico en los temas de salud a la necesidad de transmitir un mensaje claro, vemos la importancia de compartir para progresar.

Saludos amigos.