Carta del Editor

Carta del Editor

JPEG - 2.9 KB
Marco Villanueva-Meyer, MD
mvm@revistagalenus.com

La empatía Base para solucionar y ayudar a solucionar problemas

En la vida hay muchas cosas buenas y también suele haber problemas por solucionar. En la actualidad, con los grandes avances en la comunicación y con las redes sociales, además de tener que resolver nuestras propias situaciones personales, familiares o de trabajo, también estamos muy al tanto de los problemas que puede haber en nuestra familia, en nuestra comunidad, en nuestra sociedad y en el mundo en general.

Paradójicamente, así como muchos problemas tienen su origen en conflictos entre personas, muchos también encuentran su solución cuando se logra una buena comunicación y hay empatía entre los individuos. La empatía es esa capacidad de percibir o notar lo que la otra persona puede sentir o, en otras palabras, es sentir cuando otra persona está afectada.

La actividad del médico en particular busca soluciones para problemas de los pacientes. Para eso, en primer lugar deberá conocer bien cuál es el problema y, más aún, poder comprenderlo y entenderlo. Esto último solo ocurrirá cuando hay empatía y un interés genuino por la otra persona. Esta cualidad debe ser inherente a todo buen médico y también, si vamos más allá, debe estar presente en todo servidor público que ocupe desde el cargo más simple, sencillo o humilde hasta el más importante o alto en un gobierno o nación. Las escuelas de medicina se preocupan mucho por tener estudiantes bien preparados y también hacen bien al evaluar y considerar si el candidato a médico es una persona empática. Del mismo modo, los pueblos deberían de considerar esta cualidad al evaluar a sus líderes.

Forman parte de este número de Galenus varios artículos de interés médico, en los que se mencionan problemas de salud y algunas sugerencias para solucionarlos. Además, en los artículos de historia se destacan las figuras de dos destacados médicos que, además de brindar y compartir sus conocimientos, lograron mucho gracias a su empatía y su buen trato, tanto con sus pacientes y con las personas a las que podían ayudar como cuando asumieron roles de liderazgo institucional y social. Así pudieron enseñar mucho a las nuevas generaciones y dejar un legado a la posteridad. Presentamos estos artículos y la información que hay en este nuevo número de Galenus con el objetivo que nos guía siempre, de compartir para progresar.

¡Saludos, amigos!