Carta del Editor

Resolviendo y avanzando

JPEG - 2.9 KB
Marco Villanueva-Meyer, MD
mvm@revistagalenus.com

Algo inherente a la vida son las situaciones o problemas que nos toca resolver, tanto a nivel individual como en la familia, en grupos, sociedades, instituciones y pueblos. Depende de cada uno buscar la solución ahora o dejarla para después, o simplemente no hacer nada y no resolver. También es cierto que hay problemas que por su magnitud requieren un análisis largo y minucioso, y otros que por su urgencia demandan una decisión rápida e inmediata. Lo óptimo, aunque cada caso es diferente, es que podamos resolver rápido y bien. Generalmente, esto ocurrirá o será más fácil si tenemos la capacidad y la práctica para hacerlo, a lo que a veces hay que agregar algo de esa “buena suerte” que puede presentarse al que trabaja y persiste.

Ocurre algo semejante con las situaciones a las que un médico está expuesto todos los días. Serán su cuidado, su preparación, su experiencia y lo que podríamos llamar la habilidad, el arte o el toque personal lo que lo ayudará a resolver bien cada situación. Más aún, a pesar de que se ha podido establecer una serie de excelentes guías o normas básicas para resolver muchos casos y situaciones clínicas, es aún imposible sistematizar, uniformizar, regular o reglamentar en forma absoluta el proceder del médico, ya que cada caso y cada situación son distintos y únicos. No solo basta con que uno se encuentre en el sitio y momento adecuados; hace falta tener la capacidad y la habilidad para resolver bien. Esto último vale no solo en medicina sino en casi todas las situaciones y posiciones de responsabilidad, como pueden ser las administraciones en todos sus niveles, tanto en el más alto como en los más básicos. Al final, resolver bien hará que se progrese y se avance.

Esto destaca que, además de las cualidades y calidades personales, se requieren información y práctica continuas. En ese sentido, encontrarán a continuación material informativo y opiniones de destacados profesionales, notas de actualidad y sobre personas cuya obra solucionó o mejoró alguna situación, razón por la que trascienden en el tiempo. Todo ha sido preparado con el mismo criterio que nos guía desde un principio: el de compartir para progresar.

Saludos, amigos.